El recomendado de la semana: “El cocinero", de Harry Kressing

Exquisito de modales, conocedor de la alta sociedad, carismático; es Conrad, y sus estratagemas se desarrollan en un relato magistral por su simpleza

El cocinero, Harry Kressing tapa

¿Quién es Conrad Venn, ese extremadamente alto hombre que observa detenidamente el castillo La Prominencia? ¿Cuál es su intención al pasearse por el pueblo haciendo notar su presencia antes de dirigirse a la casa de sus nuevos empleadores? La primera parte de El cocinero (La Bestia Equilátera), de Harry Kressing, nos presenta a un extravagante personaje que ha llegado al pueblo de Cobb para ser contratado como cocinero por la familia Hill. De ahí en adelante, no nos podremos despegar de la novela, gracias a la magnética personalidad de Conrad y a la simpleza y profundidad narrativa de Kressing.

La recomendación literaria de esta semana es un libro aparecido por primera vez en 1965 y ahora reeditado que nos mete en las bondades y capacidades del mundo culinario, pero no desde la pretensión de convertir los ingredientes o los procesos de elaboración de un plato en el fin de la trama, sino desde el efecto que sobre cualquier persona tiene el buen comer (y hagamos acá otra aclaración necesaria: buen comer entendido en la combinación de sabores y buenas cantidades, hasta que cada quien quede más que satisfecho, no en el sentido del control sobre cada bocado).

Una vez instalado en la vivienda de los Hill, Conrad también conocerá a los Vale. Ambas familias, ahora amigas, son herederas de una vieja disputa por la cual ninguno de los integrantes de las familias puede ocupar La Prominencia sino hasta que estas vuelvan a estar unidas.

A partir de este argumento tan antiguo en la literatura (el de las familias en disputa), Kressing elabora una trama en la que Conrad irá conquistando los corazones y las voluntades de todos a través de sus comidas. Por supuesto que detrás siempre tendremos la sensación de que hay un plan mayor que se nos oculta, y más fuerte percibiremos esto cuando vayamos viendo cómo Conrad se saca de encima a quienes pueden aunque sea mínimamente alterar el rumbo de una historia que él ya ha trazado.

Exquisito de modales, conocedor de las artes de la alta sociedad, carismático a más no poder, ese es Conrad, y sus estratagemas se desarrollan en un relato magistral por su simpleza, con el que Kressing no impacta pretenciosamente en nuestras papilas gustativas, sino que nos da de lleno en la desconfianza, con lo cual nos atrapa para siempre.

El cocinero, como toda exquisitez culinaria, tiene ingredientes secretos que habrá que ir descubriendo a cada bocado.

Alejandro Frias

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|21:16
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|21:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic