Ediciones Culturales: Violencia es mentir

Respecto de los hechos tristemente célebres acontecidos desde esas oficinas. Organizar un debate, a puertas abiertas y lejos de jueces arbitrarios.

Ya se ha comprobado todo, desde los aprietes hasta las mentiras, que en realidad es todo parte del mismo mecanismo de gestión cultural que se ha venido implementando de un tiempo a esta parte por ECM: violencia es mentir.

No voy a decir demasiado, tengo miedo de que me pase algo. Ya alguna vez me han llamado desde esa oficina por haber opinado distinto, por haberme quejado, por haber organizado alguna feria en paralelo. No voy a decir demasiado, no quiero que me echen del laburo, como le paso a un amigo que hizo una revista de crítica literaria mendocina y terminó patitas afuera de la biblioteca que regenteaba por ese entonces la esposa de. No voy a decir demasiado, tengo miedo que quieran apretarme, iniciarme juicios, usar mis mails para hacerme decir cosas que yo ni idea. No voy a decir demasiado, sólo unas líneas, sólo unas más. Aunque no sé, tengo miedo, sé de amigos periodistas que han sido citados a “reuniones” en esa oscura oficina del ministerio para dar explicaciones del misterio de su libre expresión. No voy a decir demasiado, no quiero que el rebaño rabioso de escritores que pulula bajo el calor de un foquito de la Feria venga a buscarme, o me señalen por no aceptar los favores de los funcionarios de turno. No quiero, me dan miedo.

Lo cierto es que, desde hace años, no somos pocos los que queremos que se debata, libre y públicamente, qué es lo que pasa con la Ley de Ediciones Culturales de Mendoza, qué es lo que pasa en la oficina que debería propiciar las ediciones locales y aplicar la ley, cómo se concursan esos generosos puestos, qué hacen (además de un concurso al año) y si no sería mejor poner un candado en la puerta y dedicarnos a otra cosa.

Lo cierto es que, desde hace unos años, hay más amenazas que libros editados (tal vez sea necesario aclarar acá que “editar” no es dar un premio o un subsidio). Quizás sería mejor invertir todos esos recursos (sueldos, premios, viáticos, etc.) de Ediciones Culturales en otra cosa más útil, como podría ser la vieja Federación Mendocina de Box y arreglar todo ahí, sobre la lona, frente a frente. Es decir, organizar ese debate, a puertas abiertas y lejos de jueces arbitrarios de oficina, dueños de todo el circo: trapecistas, payasos e incluso de las focas que aplauden hasta el cansancio de tan bien adiestradas que las tienen para callar.

Gabriel Jiménez


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (2)
2 de Diciembre de 2016|21:07
3
ERROR
2 de Diciembre de 2016|21:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A ver... sí es cierto que ECM es una oficina olvidada, con dos personas trabajando (una directora y una secretaria) que ya esta hasta casi pasada de moda. No sirve, ni sirvió nunca para nada. Solo (como dice el autor de la nota) para armar un concurso literario que para colmo lo hacen mal y termina con escándalo. O sirve para soporte de una feria de libro que pasa en sus decisiones por otro lado y no justamente por el de ellos. Pero de ahí a que sea una "cueva de operaciones política-literaria" es como mucho. Es darle mayor transcendencia a como decía, a una oficina olvidada en un pasillo del Ministerio de Cultura. Con una Directora que esta puesta en esas funciones porque no la podían sacar luego de los escándalos de corrupción y mala administración que la envolvió durante su corto paso por la Biblioteca San Martín (no lo sabían o no se acuerdan?) porque si la idea es pegarle al matrimonio Martí-Funes (él Leonardo virtual Jefe de Gabinete) podrían investigar un poquito mas de cómo y porque llego a estar escondida doña Vanesa en esa "oscura" oficina, que también es cierto. Pero oscura por falta de luz, por falta de que la dirija alguien con un cacho de idea para por lo menos, organizar algún taller literario. Y dar de Vanesa Funes una imagen de una mina que teje operaciones políticas detrás de ese cargo, es casi como insultar a los pobres operadores políticos. Muchachos, como dicen dentro del ministerio, "la mina esta loca, déjala ahí que no jode..." Investiguen por otro lado que mientras se entretienen con ella, hacen miles de cosas peores por otras oficinas culturales...
    2
  2. Desde cuando tanta miseria, desde cuando tanta sordidez. Todavía no entiendo por qué. No se dan cuenta que están en el culo del mundo? No se dan cuenta que están solo en Mendoza? Que no significa nada ganar el premio vendimia? Que no favorece para nada ni da ninguna repercusión? Cuando se sale a la calle, está bien tener un premiesito como ese para chapear, quizá para ganar alguna minita o vaguio, pero no mucho más que eso. La impresión es que hace rato que cultura no se trata de cultura, sino de laburo, de tener un sueldito a fin de mes, de que te paguen los viajes cuando tenés que ir a algún lado. Son más los tramites que hacés para que te devuelvan los 100 o 200 pesos que pusiste, que lo que de verdad hacés el Malargue o en San Rafael. Una vergüenza que no se pueda disponer de la cultura en Mendoza. Una vergüenza que Ediciones Culturales y todo Cultura esté apretando a periodistas, escritores y editores por 3500 pesos al mes. Por un sueldito de morondanga que no podrían (porque de eso es de lo que de verdad tienen miedo) ganarse de ninguna otra manera. Mendoza es el culo del mundo y va seguir siéndolo mientras no se discuta de verdad qué política cultural queremos. Porque se ve que a esta manga de inútiles no les vienen bien las discusiones serias. Propongo otra cosa. Propongo que hablemos de lo que no se quiere hablar y es de lo que de verdad debería hacer la gente de cultura si laburara. Porque abrir el debate es esto. Es hablar de lo de verdad tendrían que hacer. Yo quiero una cultura que se distribuya más, que dé más posibilidades de hacer revistas, que se abra para discutir que clase de cultura quiere para los próximos años. No sé algunas de estas cosas son solo sueños. Como cuando uno se despierta en mitad de la noche, y se da cuenta que la realidad es otra.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016