Ediciones Culturales: Contra las pruebas, el desprestigio

En lugar de dar explicaciones y tratar de solucionar, hay quienes atribuyen todo a una operación periodística para “dejar mal” al Ministerio de Cultura.

El jueves, el diario MDZ Online reveló un hecho que involucraba a una funcionaria del Ministerio de Cultura de Mendoza y a dos escritores que, de tan representativos que son de la literatura contemporánea, habían sido convocados (por la misma funcionaria) a integrar el jurado de Certamen Literario Vendimia de Cuento.

En nuestra edición del jueves 13 de noviembre, dábamos cuenta de las presiones a las que estaban siendo sometidos Angélica Gorodischer y Guillermo Saccomanno para firmar un acta con la que no estaban de acuerdo. En un principio, de lo que hablábamos era de esta coerción, pero con el correr de las horas surgió otro elemento que complicaba aún más la situación. Así, el viernes 14 de noviembre, publicamos que a los autores se los estaba engañando cuando se les decía que si no firmaban el acta no cobrarían, es decir que además de ser víctimas de coacción, lo eran también de un engaño.

Para escribir el primer artículo (Emerge un escándalo en Cultura), utilizamos elementos probatorios aportados por los escritores involucrados, pruebas que, no hace falta decirlo, pedimos que nos fueran remitidas. En tanto, para el segundo artículo (Se confirma coerción a los escritores), nuestras fuentes surgieron del mismísimo Ministerio de Cultura.

Durante la primera parte de todo esto, intentamos comunicarnos con la funcionaria en cuestión, la directora de Ediciones Culturales, Vanesa Funes, pero nunca nos atendió.

Ante todo esto, ante la evidencia concreta, con testimonios de los escritores afectados confirmados con pruebas, ante la posterior desmentida de Flavio Riquelme, responsable administrativo del Espacio Cultural Julio Le Parc (es decir, para que quede claro, un funcionario del Ministerio de Cultura) de los procedimientos esgrimidos por Funes y, consecuentemente, ante la confirmación de que lo hecho por esta funcionaria no podía calificarse más que como coerción y falacia, ante tal cúmulo de elementos, el único camino que se elige, o al menos el único elegido hasta el momento y aparentemente respaldado por el Ministerio de Cultura, es el de sostener la mentira a través del desprestigio del periodista que dio a conocer todo lo que sucedía.

¿Puede negarse, acaso, que hay medios y periodistas que tergiversan la información, que ocultan pruebas, que crean una mentira a partir de un dato sin confirmar? ¡No!

Pero en este caso en particular las pruebas están, y no sólo las pruebas, sino también la confirmación desde el mismo ministerio del que depende la funcionaria en cuestión, y, como si esto fuera poco, hay un llamado de un funcionario de Cultura a Guillermo Saccomanno para explicar que de ninguna manera el trámite para cobrar exigía la firma del acta y un correo electrónico de la ministra Marizul Ibáñez a Angélica Gorodischer para pedirle disculpas por todo lo que sucedió.

Y a pesar de todo eso, la cuenta oficial de Twitter del Ministerio de Cultura publica esto:

Retuit MInisterio de Cultura

¡Desde el ministerio sale un tuit en el que atribuyen todo a una maniobra de MDZ Online por una cuestión de pauta publicitaria!

A ver, para que quede claro: ¡El mismo organismo de gobierno que nos confirma que la coerción y la falacia existieron envía un tuit en el que asegura que es todo una mentira y una tergiversación!

Y como si esto fuera poco, en paralelo se produce una persecución telefónica de Vanesa Funes al director de MDZ Online, con quien quiere reunirse para presentar pruebas de que lo que el diario está publicando es consecuencia de una cuestión personal y no de su presión y sus mentiras a los escritores.

En definitiva, mientras que en estos días el único funcionario de Cultura que atendió los llamados del periodista a cargo de los artículos en cuestión fue Flavio Riquelme, los otros con los que nos intentamos comunicar no respondieron, pretendiendo algunos generar presiones hacia el director del medio y otros publicando en las redes sociales que todo era una maniobra que tenía que ver con otra cosa y no con un hecho concreto que existió.

Si existen los correos electrónicos en los que a Saccomanno y Gorodischer se les dice que si no firman el acta no cobran, si existe la confirmación del Ministerio de Cultura de que ese no es el procedimiento, si existe un e-mail de la ministra de Cultura a la escritora residente en Santa Fe, ¿hacen falta más pruebas?

Y, frente a un caso tal, no hay un comunicado oficial al respecto, pero sí un tuit en el que se atribuye todo a una operación periodística para “dejar mal” al Ministerio de Cultura…

Alejandro Frias

Opiniones (2)
10 de Diciembre de 2016|18:52
3
ERROR
10 de Diciembre de 2016|18:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Grande Alejandro! Mendoza necesita más gente como vos.
    2
  2. "Cuando los deshonestos te denigran y los honestos te reconocen, alégrate: estás en el buen camino" Antiguo proverbio sufí
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic