Se confirma coerción a los escritores

Desde el mismísimo Ministerio de Cultura confirmaron a MDZ Online que eran engañosos los argumentos con los que se intentó presionar a Guillermo Saccomanno y Angélica Gorodischer para que firmaran un acta con la que estaban en desacuerdo. El pago al jurado está demorado, pero no por la razón que se decía. El expediente de pago de Saccomanno fue por otro lado y el escritor ya cobró.

Esto no es difícil de explicar, pero sí es muy difícil de decir, de darlo a conocer, porque lo que hay que revelar compromete la credibilidad de toda un área de gobierno.

Ayer publicábamos el artículo titulado Emerge un escándalo en Cultura, en el que dábamos cuenta de que dos escritores estaban siendo presionados a firmar el acta del dictamen de Certamen Literario Vendimia en la categoría Cuento. Hoy estamos en condiciones de afirmar que Guillermo Saccomanno y Angélica Gorodischer (repitámoslo para tomar consciencia de sobre quiénes estamos hablando: ¡Guillermo Saccomanno y Angélica Gorodischer!) fueron extorsionados por una persona del Ministerio de Cultura de la Provincia.

Con el argumento de que si Saccomanno y Gorodischer no rubricaban el acta no se podría producir el pago de su participación como jurado del certamen, se intentó presionar a los dos escritores para que pusieran sus firmas en un acta que no era la que habían redactado y que distaba mucho de serlo.

El incumplimiento de este “procedimiento” de firmar las actas para poder cobrar era lo que desde Ediciones Culturales esgrimían como motivo de la demora en el pago, pero desde el mismísimo Ministerio de Cultura confirmaron que de ninguna manera esto es así y que, de hecho, efectivamente hay una demora en el pago, pero no por responsabilidad de Saccomano y Gorodischer.

En definitiva, la responsable del área Ediciones Culturales, Vanesa Funes, les mintió ex profeso para presionarlos a firmar el acta so pretexto de que no cobrarían. En definitiva, una extorsión, tal como Saccomanno y Gorodischer lo calificaron.

El por qué de la demora

Pasado el mediodía de hoy, este cronista recibió un llamado del Ministerio de Cultura. Del otro lado de la línea estaba Flavio Riquelme, responsable administrativo del Espacio Cultural Julio Le Parc y encargado de los trámites de pago a los jurados del Certamen Vendimia, es decir, la persona que lleva los expedientes, entre otros, de Angélica Gorodischer y Guillermo Saccomanno.

Riquelme reveló que, efectivamente hay una demora en el pago a todos los que intervinieron en el Certamen Vendimia en todas sus categorías, pero que esto no tiene nada que ver con la firma de un acta de veredicto.

El pago a los jurados del certamen (a los doce, tres por cada una de las categorías -Cuento, Novela, Poesía y Dramaturgia-) se realiza por intermedio de un único expediente, para cuyo inicio debe estar la firma de todos y cada uno de ellos, y en este caso, lo que falta es la firma del poeta sanjuanino José Casas, quien, por encontrarse de viaje, no ha podido hacerlo.

Riquelme también explicó, categóricamente, que de ninguna manera es condición para cobrar la firma del acta, con lo que se cae de maduro que este argumento fue usado como método coercitivo de parte de la responsable de Ediciones Culturales.

“Esta situación de demora que les refiero [respecto de hacer una nueva acta del concurso], continúo insistiendo en esto para que no se me acuse de extorsionar a los jurados, no es de ninguna manera una artimaña o procedimiento coercitivo para obligarlos a firmar algo que desmiente lo que ustedes acordaron. Se trata de un mecanismo legal que nos solicitan desde el área de legales para completar el expediente del certamen y completar de esta forma la pieza administrativa por la cual podrán cobrar por sus labores. Pero eso no es coerción, es un criterio que consta en el digesto administrativo de la provincia. Para que alguien pueda cobrar un trabajo, han de cumplimentarse cada uno de los pasos que se explicitan en el manual de procedimientos administrativos”, argumentaba Funes en un correo electrónico que les envió a los tres integrantes del jurado de Cuento, Saccomanno, Gorodischer y el mendocino Mariano Jofré.

La mentira es tan evidente que huelga explayarse más sobre esto.

Paradójicamente, Saccomanno es el único que cobró hasta ahora

Flavio Riquelme también reveló a MDZ Online que, debido a que el expediente de Guillermo Saccomanno como jurado del Vendimia fue el último en ingresar, se hizo una excepción y su pago se tramitó por otra vía, más rápida, por lo que, paradójicamente, el escritor es el único miembro del jurado que ha cobrado hasta ahora.

Como este pago se realizó vía expediente aparte, se efectivizó más rápido, y así fue como se le realizó un depósito en su cuenta bancaria el 28 de octubre.

Al conocer esto, MDZ Online se comunicó de inmediato con Guillermo Saccomanno. Notablemente contrariado, el escritor no podía creer lo que le estábamos diciendo. Desde hacía semanas que venía siendo presionado para firmar un acta para poder cobrar y, oh sorpresa, le estábamos informando que ya le habían pagado.

Cabe aclarar que Guillermo Saccomanno es una de esas personas que se mantienen alejadas de la tecnología de punta (no tiene celular, por ejemplo) y evita cualquier trámite, especialmente los bancarios. Por eso, no es él quien lleva el registro de los depósitos y de los egresos de su cuenta bancaria.

Menos de quince minutos después de que le informáramos esto, Saccomanno nos devolvió el llamado para decirnos que, efectivamente, le habían hecho un depósito el 28 de octubre por un monto aproximado al estipulado por ser jurado del Vendimia de Cuento (aproximado por los descuentos correspondientes).

Ante esta situación, Riquelme fue claro: si Saccomanno no había sido informado, entonces no se lo puede hacer responsable de no saber que el depósito le había sido hecho. Con esto, queda en claro que desde el ministerio no intentan cargar las tintas en el escritor.

Por supuesto, en cuando a la negativa a firmar el acta que no escribió, Guillermo Saccomanno se mantiene incólume.

En definitiva, lo que hubo detrás de esto es difícil de explicar y, especialmente, de aceptar, porque fue, sin eufemismos, la premeditada intención de un funcionario de hacer firmar un acta a dos escritores, con la excusa de que, de otra manera, no iban a cobrar...

¿Qué sentís?
96%Satisfacción4%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (6)
6 de Diciembre de 2016|09:46
7
ERROR
6 de Diciembre de 2016|09:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. impresentables. y no sólo con los escritores porteños, así se han manejado todo el tiempo. la cultura mendocina no merece esos métodos prepotentes
    6
  2. Si es la esposa de Leo Marti, tienen que pedirles la RENUNCIA YA A LOS DOS !!!!, Cultura no merece tener esos personajes nefastos y en realidad toda CULTURA ES UN NIDO DE IGNORANTES.-
    5
  3. ni para mandar a imprimir 4 libros por año...
    4
  4. La esposa de Leo Marti...
    3
  5. Sería bueno conocer quiénes forman parte del jurado, en todos estos casos, siempre guardan silencio...
    2
  6. Quién es Vanesa Funes??????
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016