La vuelta al mundo en cinco días

Se realizará en el Impulse Solar 2, un avión que no necesita combustible líquido no sólido, sino que obtiene toda su energía del sol.

Todo está preparado para la gesta. Cinco días, con sus noches, de vuelo ininterrumpido. Una vuelta al mundo sin escalas y sin necesidad de repostar ni una sola vez. De hecho. el Impulse Solar 2 no necesita combustible. Le basta con el Sol. El vuelo será en marzo pero sus impulsores han querido mostrar estos días, en Ginebra, el estado del proyecto.

Propiedad de Dassault Systèmes, una empresa francesa de diseño e ingeniería 3D, Catia es el software que se ha utilizado para hacer realidad el sueño de Bertrand Piccard y André Borschberg. 

El Impulse Solar 2 (Si2), presentado el pasado mes de marzo en la localidad suiza dePayerne, despegará hacia su aventura a principios de 2015; pero para que esos cinco días, con sus noches, de vuelo ininterrumpido se hagan realidad, ha sido necesario el trabajo de un equipo de 80 ingenieros y técnicos, 90 socios y un centenar de consejeros diferentes.

Los pilotos

Durante el vuelo, el avión será pilotado por Bertrand Piccard, psiquiatra, ingeniero aeronáutico, explorador, fundador y presidente de Solar Impulse, y André Borschberg, ingeniero por el MIT, profesor de pilotos de aviones y helicópteros, co-fundador y CEO de la mencionada empresa.

En palabras de Bertrand Piccard “el Si2 no ha sido construido para llevar pasajeros, pero sí para transmitir un mensaje a la humanidad. De hecho, queremos demostrar la importancia del espíritu pionero, para animar a la gente a cuestionar lo que siempre han dado por sentado. El mundo necesita encontrar nuevos caminos para mejorar la calidad de la vida humana. Las tecnologías limpias y las energías renovables son parte de la solución.”

La mayor preocupación del equipo es, por supuesto, la seguridad de los pilotos, que llevarán a bordo un sofisticado sistema de monitorización para comprobar, constantemente, sus constantes. El sistema detectará si existe alguna anomalía o se ha excedido algún límite; en cuyo caso hará saltar una alarma. Además, André y Bertrand, que sólo podrán dormir cuatro horas diarias, han aprendido técnicas de hipnosis y meditación para mantener la concentración y el estado de alerta durante el vuelo.

La cabina de 3.8 m cúbicos tiene espacio para el suministro de oxígeno, la comida y el equipo de supervivencia; además de módulos ergonómicos para permanecer en el aire durante varios días. Los asientos, multifunción, se reclinan, son cama, baño e integran el paracaídas y una balsa salvavidas.

La pregunta evidente, es cómo se ha diseñado y programado este vuelo sin precedentes.

Así se hizo

Por eso, el pasado 31 de octubre, en Suiza y junto al Si2, la división de aviación de Dassault Systèmes, explicó al mundo cómo, a partir de un software que salió al mercado hace 33 años, y que va por su sexta versión, los técnicos decidieron desarrollar dos programas concretos que pudieran materializar la idea Piccard-Borschberg: uno para el diseño de las alas y otro para simular el comportamiento de las mismas durante el vuelo.

 De esta forma, mediante la combinación de ambos productos, se consiguió crear y simular la esencia de una aeronave con alas de 72 metros –más anchas que las de un Boeing 747- sobre las cuales se han montado 144 piezas que alojan las placas solares. Para la estructura, fabricada en fibra de carbono, se han utilizado láminas que pesan sólo 25g/m2; lo que las convierte en tres veces más ligeras que el papel. 

Fuente: http://www.abc.es/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (1)
3 de Diciembre de 2016|01:39
2
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Y LOS OTROS 75 DÍAS?? JAJAJAA!!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016