Luna: Resuelven un misterio pero nace otro

Los científicos creen haber encontrado el motivo de la formación del Océano de las Tormetas, pero esto genera intrigas respecto de columnas de magma.

 La gran cuenca conocida como Oceanus Procellarum (Océano de las Tormentas), situada en el sector oeste de la cara visible de la Luna, ha intrigado a la ciencia desde hace mucho tiempo.

Obviamente, los mares de la Luna no son tal cosa. Se les llama así porque ofrecían dicho aspecto ante los ojos de los primeros observadores de la antigüedad, y se podía creer que quizás lo fueran. Su máximo parecido con nuestros mares es que tienden a ser cuencas bajas, lo que puede permitir que ahora los imaginemos como lechos secos de mares inexistentes.

De entre todos estos mares lunares, el mayor es el Océano de las Tormentas, y su origen ha estado envuelto en el misterio. Esta región es un terreno más o menos circular, con unos 2.900 kilómetros (1.800 millas) de diámetro.

Las teorías antiguas sugerían que el escarpado contorno de esta región fue causado por un impacto de asteroide. De ser cierta esta teoría, la cuenca excavada sería la mayor de origen asteroidal sobre la Luna.

Utilizando datos que fueron reunidos por las dos sondas de la misión GRAIL (por las siglas en inglés de Gravity Recovery And Interior Laboratory) de la NASA, unos científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en la ciudad estadounidense de Cambridge, y de otras instituciones, han resuelto este misterio lunar.

A partir de un análisis minucioso de datos, el equipo de Maria Zuber, geofísica del MIT y vicepresidenta de investigación de esa institución, creó un mapa de alta resolución de la región, y encontró que este borde no es circular, sino poligonal, compuesto de ángulos agudos que no pudieron ser creados por el impacto de un asteroide masivo. En vez de eso, los investigadores creen que el contorno angular fue producido por grietas de tensión gigantes en la corteza de la Luna, a medida que los puntos afectados se enfriaban alrededor de un penacho ascendente de magma caliente procedente de las profundidades. El proceso debió ser el siguiente: Algún tiempo después de que se formara la Luna y se enfriara, un gran penacho de material fundido se elevó desde el subsuelo lunar, aproximadamente bajo la zona donde se encuentra hoy en día la región del Océano de las Tormentas. La diferencia abrupta de temperatura entre la columna de magma y la corteza circundante causó que la superficie se contrajera con el paso del tiempo, creando un patrón de fracturas que proporcionó un conducto para que el material fundido se elevara hacia la superficie.

Sin embargo, aunque se aclara el misterio sobre el origen del Océano de las Tormentas, surge ahora otro, el de cómo surgió tal columna de magma. Una posibilidad podría ser que se debiera a la desintegración radiactiva de elementos en el subsuelo profundo, un proceso que genera calor, pero por ahora no hay nada claro. El Océano de las Tormentas seguirá reteniendo su aura de lugar fantasmal.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|23:53
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|23:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016