Por qué está mal decir o escribir "la Afsca"

Por lo general, la concordancia de las siglas y los artículos en género y número se deriva de las palabras por las que se forma la sigla. Pero no es el caso.

"La Afsca no va a expropiar ni intervenir nada, sino que va a hacer cumplir la ley", dijo en estos días Martín Sabbatella, titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, es decir, Afsca.

La intención acá no es acordar o disentir con Sabbatella, sino detenernos en el artículo que tanto él como muchísimas más personas (y muchos medios de comunicación) anteponen a la sigla, uso que, sin vueltas, está mal y va en contra de la normativa del idioma.

Antes de ir a ver por qué está mal el uso del artículo “la” antecediendo a Afsca, detengámonos en el tratamiento que debe dárseles a las siglas.

Por lo general, la concordancia de las siglas y los artículos en cuanto a género y número se deriva de las palabras por las que se forma la sigla. Así, por ejemplo, escribimos “las FFAA”, porque el origen es “las Fuerzas Armadas”, o decimos “el PEN”, porque el origen es “el Poder Ejecutivo Nacional”, para referirnos a órganos del Estado, como lo es “el Afsca”.

¿El Afsca? ¿Pero no era que el artículo respetaba por lo general el género y el número de las palabras de las que se derivaba la sigla?

Claro que sí, pero en el caso de la sigla Afsca entra en juego otra regla de nuestro idioma, que es la misma por la que no decimos “la agua”, sino “el agua”, ni “la hacha”, sino “el hacha”.

Como las siglas deben ser tratadas como palabras (de hecho, palabras como radar, sida o pyme nacieron como siglas), la norma a considerar es la siguiente, descrita por la Real Academia Española: “El artículo femenino la toma obligatoriamente la forma el cuando se antepone a sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica (gráficamente a- o ha-), con muy pocas excepciones; así, decimos el águila, el aula o el hacha (y no la águila, la aula o la hacha). Aunque esta forma es idéntica a la del artículo masculino, en realidad se trata, en estos casos, de una variante formal del artículo femenino”. Por supuesto, la regla dice mucho más, pero les dejamos a ustedes la posibilidad de consultarla en su totalidad haciendo clic aquí.

Lo anterior es para evitar la cacofonía que se produce al tener dos aes tónicas, la del artículo (que en este caso es un monosílabo) y la de la primera sílaba del sustantivo que lo acompaña.

Así que, bueno, ya lo sabemos, lo mejor para referirse a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual es decir “el Afsca”, aunque la sigla surja de una forma femenina.

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (1)
3 de Diciembre de 2016|00:00
2
ERROR
3 de Diciembre de 2016|00:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente, Sr. Frías. Y agrego yo: el artículo "el" de estas palabras (el alma, el hada) es en realidad una antigua forma femenina proveniente de "ela".
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016