Las defensas aluvionales están complicadas por la basura acumulada

Desde la Dirección Provincial de Hidráulica explicaron que cuando se juntan residuos en los cauces, eso podría complicar la contención en época de lluvias.

Además, indicaron que la basura acumulada puede contaminar el agua.

El oeste del Gran Mendoza es la zona más complicada. La gente tira hasta lavarropas.

El dique Papagallos no sólo sirve a los mendocinos como una defensa aluvional. También como un depósito clandestino de basura del que nadie parece hacerse cargo. La acción de las municipalidades en cuanto a la recolección de residuo sólido urbano resulta insuficiente y la gente se acerca hasta el mirador junto al paredón del dique para arrojar todo tipo de desperdicio.

Desde la Dirección de Servicios Públicos, aclararon que esa labor no le compete a la Municipalidad de Capital, sino a organismos provinciales. En ese sentido, indicaron que la limpieza al margen de los caminos corresponde a Vialidad provincial.

Sin embargo, desde la oficina de prensa de este organismo que trabaja en el mantenimiento de los caminos provinciales, explicaron que nunca han realizado tareas de limpieza en la zona, ya que tampoco les correspondería. Y agregaron que, a lo sumo, pueden haber realizado en algún momento una colaboración con Capital, cediendo máquinas viales para realizar estas tareas. 

Por otro lado, desde la comuna de Las Heras, aclararon que ese terreno entra en su jurisdicción, pero que realizan tareas de limpieza una vez por mes.

No obstante, por el hecho de tratarse de una obra de defensa aluvional como es el dique, la responsabilidad de la limpieza también correspondería a otro organismo provincial, que sería la Dirección de Hidráulica.

La basura contamina el agua

“Esto nos vuelve locos en todas las zonas urbanas”, señaló el director del organismo, Rubén Baldazo. “Nos toca limpiar tres veces por año, sobre todo en invierno, porque hay que tener los cauces aluvionales despejados antes de que llegue la época estival”, caracterizada ésta por las fuertes lluvias. “En los contenedores aluvionales se junta mucho agua cuando llueve”.

El funcionario destacó el grave problema que ocasiona la acumulación de desperdicios en canales, cauces, zanjones y, por supuesto, en las dos grandes defensas aluvionales situadas en el pedemonte: los diques Papagallos y Frías.

“Esa basura adentro del dique puede complicar las obturaciones y además la basura puede contaminar el agua que llega hasta el Canal Cacique de Guaymallén y de ahí pasa a Lavalle”, explicó concretamente.

El funcionario destacó que el presupuesto anual invertido en sanear los cauces alcanzan los 500 mil pesos, invertidos tanto en mano de obra como en las maquinarias necesarias para realizar el trabajo.

En este sentido, desde la Dirección de Hidráulica están realizando en estos momentos una limpieza en el dique Frías, situado en el oeste de Godoy Cruz. “La zona de Godoy Cruz es la peor de todas, sobre todo el tramo del Campo Papa hacia el oeste, sobre el zanjón Maure”, apuntó Baldasso. “En el Frías, estamos limpiando y los vecinos siguen tirando mucha basura. Generalmente, se trata de basura y escombros, pero hemos levantado hasta lavarropas, televisores y heladeras”.

Respecto de la zona del dique Papagallos, Baldasso reconoció la situación y adelantó que “la municipalidad de la Capital ha planteado realizar una barrera forestal para que la gente no se acerque y no pueda hacer nada junto al dique”. Esta campaña en conjunto comenzará el mes que viene.

“La gente no tiene escrúpulos, se meten en horarios nocturnos, con carretelas o con bolsas para arrojar los residuos”, reflexionó. “Si la gente no tiene buena relación con el municipio, entonces terminan haciendo esto”. Por eso, Baldasso sostuvo que “los municipios deben controlar a los vecinos”.

Tradicionalmente, muchas culturas agrarias primitivas vislumbraban el tiempo de las lluvias como una época de bendición y de fertilidad por las cosechas. Está claro que, en nuestros contextos, la lluvia puede no ser tan bendita si se mezcla con lo que desperdiciamos de nuestra vida cotidiana. Ya lo hemos visto en verano, cuando las acequias se rebalsan.


  

Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 21:23
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 21:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial