Las orcas son capaces de aprender el “lenguaje” de los delfines

Cuatro científicas han descubierto que las conocidas como ballenas asesinas pueden aprender y emitir sonidos propios de otras especies.

Desde los ladridos a los maullidos, los sonidos que la mayoría de los animales utilizan para comunicarse son innatos, no aprendidos. Sin embargo, unas pocas especies, incluyendo los humanos, pueden imitar nuevos sonidos y usarlos en contextos sociales apropiados. Esta habilidad, conocida como aprendizaje vocal, es uno de los fundamentos del lenguaje.

El aprendizaje vocal ha sido también observado en murciélagos, algunos pájaros y en cetáceos, un grupo que incluye a ballenas y delfines. Pero mientras que los ornitólogos ya han documentado científicamente el aprendizaje vocal de los pájaros cantores, rastreando su habilidad hasta las vías neurales específicas, estudiar esta habilidad con el mismo grado de profundidad en grandes animales marinos ha resultado ser mucho más difícil.

Ahora, cuatro científicas han comprobado que las orcas (Orcinus orca), conocidas también con el nombre popular de ballenas asesinas, son capaces de ejercer el aprendizaje vocal tomando como modelos a individuos de otra especie: cuando las orcas observadas se socializaron durante el suficiente tiempo con delfines de la especie Tursiops truncatus, conocida con nombres populares como delfín mular o delfín nariz de botella, dichas orcas cambiaron los tipos de sonidos que emiten, para que coincidieran más con los de sus compañeros los delfines.

Los resultados de este intrigante estudio a cargo del equipo de Ann Bowles, del Instituto de Investigación Hubbs-SeaWorld en San Diego, California, Estados Unidos, sugieren que la imitación vocal podría facilitar las interacciones sociales en cetáceos.

Las orcas tienen complejos repertorios vocales formados por chasquidos, silbidos y ráfagas breves repetitivas de sonidos alternados con silencios. Las características acústicas de estas vocalizaciones, tales como su duración, tono y patrón de pulsos, varían dependiendo del grupo social. Los cetáceos que están muy emparentados o viven juntos generan señales pulsantes similares que llevan características vocales propias del grupo, conformando o que se define como un “dialecto”.

Bowles, Whitney B. Musser, Dawn M. Grebner y Jessica L. Crance constataron que las tres orcas estudiadas que habían estado alojadas con delfines durante varios años cambiaron las proporciones de diferentes tipos de componentes de su “lenguaje” hasta igualar a la distribución típica expresada por los delfines. Las investigadoras también encontraron pruebas de que las orcas pueden aprender sonidos completamente nuevos: Una orca que estaba viviendo con delfines en el momento del experimento aprendió a producir una secuencia de silbidos que los cuidadores humanos habían enseñado a sus compañeros delfines de piscina antes de que la hubieran presentado a ellos.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|09:41
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|09:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016