Deportes

El Tour de Francia lucha por limpiar su imagen

Mañana empieza el giro ciclístico más importante del mundo. Manchado por sospechas de doping, no contará por segundo año consecutivo con el campeón de la edición anterior, y la presencia de estrellas es más bien escasa.

El Tour de Francia lucha sin fatiga contra las pérdidas y por mantener la poca credibilidad que aún conserva. El equipo Astana del dueño del título, el español Alberto Contador, no fue invitado a la 95 edición que comienza mañana, en tanto que los organizadores mostraron la tarjeta roja al ex campeón mundial Tom Boonen y dejaron fuera a la Unión Ciclista Internacional (UCI). Complejo panorama.

A 105 años de su nacimiento, el Tour, que con su espectáculo del mes de julio embolsa más de 130 millones de euros (206 millones de dólares), busca presentar nuevas credenciales para recuperar la confianza del público.

Un nuevo y amplio catálogo de sanciones con multas de hasta 100.000 euros (unos 150.000 dólares) y nuevos análisis para detectar hormonas de crecimiento que un laboratorio de Lausana realiza en 24 horas fueron establecidos para disuadir a los ciclistas que piensen en recurrir a sustancias ilegales.

"Sin duda éste es un año importante para la imagen del ciclismo, cuyo veredicto se conocerá en las tres semanas de julio. La oportunidad es grande para que los corredores y equipos recuperen la credibilidad", anunció con optimismo el director del Tour, Christian Prudhomme, antes de que mañana se escuche en Brest, en la Bretaña francesa, el disparo de salida para la carrera de 3.554 kilómetros.

Organizadores, auspiciantes y fans esperarán ansiosos al final del 27 de julio en los Campos Elíseos para averiguar si los escándalos de los últimos tiempos tienen o no un nuevo capítulo en esta edición.

Por segundo año consecutivo, el campeón de la edición anterior no participará en el Tour, y la presencia de estrellas es más bien escasa.

El favorito lógico para las 21 etapas -cuatro de montaña, dos contrarreloj y por primera vez desde 1966 sin prólogo- es el ex corredor de mountainbike Cadel Evans. El australiano fue relegado el año pasado al segundo lugar, a sólo 23 segundos, por un Contador desatado, ahora bajo sospecha de ser parte de la red de doping dirigida por el médico español Eufemiano Fuentes.

También aspiran al "maillot" amarillo el ganador de la Dauphiné, el español Alejandro Valverde; el ruso Denis Menchov, bicampeón de la Vuelta de España, y el ex campeón del Giro Damiano Cunego.

El neoyorquino George Hincapie, que tuvo una decisiva participación en las siete victorias de Lance Armstrong en el Tour y también fue salpicado por las sospechas de doping, cree que esta vez la mayoría de los corredores estarán limpios, cosa que no creía posible hace un año, según dijo a la prensa de su país.

En el equipo Columbia, sucesor de T-Mobile, Hincapie, de 35 años, es considerado una extensión del brazo de manager Bob Stapleton, quien procura recuperar la credibilidad con un programa antidoping interno. "Los fans pueden tener confianza en nuestro nuevo equipo Columbia", asegura.

El ex ciclista alemán Jörg Jaksche, que confesó haberse dopado sistemáticamente y será el especialista en doping de la cadena ZDF, es más escéptico. "Nunca hubo ni habrá un Tour limpio. La actitud fundamental de los involucrados hacia el tema doping ha cambiado un poco, pero no mucho más", dijo a dpa el alemán.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|19:54
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|19:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016