Un ex cura mendocino saca la cuenta: "Un 30 por ciento del clero es gay"

Un sacerdote anglicano británico abrió la polémica al afirmar que "uno de cada diez" curas es gay. Un argentino le da la razón, pero da sus propias cifras.

Wilson

Luego que el reverendo Alan Wilson, obispo de Buckingham, publicara un libro para hablar de la homosexualidad en la Iglesia británica y denunciara allí la "hipocresía" de esta institución con respecto al colectivo LGTB, surgió la polémica. Wilson afirmó que uno de cada 10 de sus compañeros obispos podría ser gay en secreto y no quieren hablar públicamente. Pero el ex sacerdote católico mendocino Andrés Gioeni, que se reconoció como homosexual, dejó los hábitos y se casó con su pareja, elevó esa cifra: "Es un 30 por ciento", le dijo a MDZ tras leer la nota sobre el caso británico.

Wilson, en su libro expuso lo que él ve como "el caso teológico para una importante reevaluación de la postura de la Iglesia sobre la sexualidad", según publicó la versión digital de The Telegraph.

El libro de wilson

El religioso británico también rechazó una orden reciente que prohíbió al clero anglicano casar a una pareja del mismo sexo y se escudó en que la idea de que sea la Biblia quien lo prohíbe es una ida de la tradicionalistas, ya que los fundamentos de la Iglesia "se basan en los dictados culturales de nuestros abuelos más que en las enseñanzas de Jesús".

El libro, titulado ‘More Perfect Union?' (¿La unión más perfecta?), promete crear una gran polémica y destapar las relaciones homosexuales secretas que hay entre obispos. Sin nombrar a ninguno de sus colegas, añadiò: "En 2014 se decía que había una docena de obispos gays. Por definición, estos hombres son sacerdotes destacados que han logrado navegar las complejidades de una institución homofóbica suficientemente bien como para ser sus representantes emblemáticos". 

Gioeni suma su versión

Libro gioeni

El mendocino, que contó su experiencia personal con la homosexualidad siendo sacerdote en una serie de libros y que recientemente le mandó dos cartas al papa Francisco para que replantee la postura de la iglesia católica sobre el tema, dijo sobre lo afirmado por el libro, “More Perfect Union?” (¿La unión más perfecta?) que, en su opinión, "Alan Wilson da esa cifra solamente por ser políticamente correcto en sus afirmaciones y poder hacer un acercamiento al tema -contrariamente a lo que se cree- sin polemizar demasiado ni incomodar a sus colegas".

"Todos los que hemos vivido al interior de la Iglesia sabemos que el porcentaje de homosexualidad en el clero (incluyo obispos) es mucho mayor al 30%", afirmó Gioeni a MDZ en diálogo desde Buenos Aires, en donde reside y ejerce su trabajo de actor. 

"Por supuesto que no se puede hacer una estadística al respecto, ni mucho menos realizar algún tipo de encuesta anónima", completó, ya que "nadie se animaría a responder con la verdad ese tipo de preguntas inquietantes en el seno de una comunidad donde se sigue considerando una falta grave reconocerse activamente sexual. Y quizás sea esa hipocresía la que más daño le haga a la Iglesia".

Gioeni

El ex sacerdote se refirió específicamente a ese "daño" y dijo que "se ve reflejado desde diversas aristas". "En primer lugar -dijo- el peor perjuicio es el que se hacen a ellos mismos. No hay mayor libertad que la de reconocerse tal cual uno es".  Para Gioeni "esa hermosa emancipación de reconocimiento interior es el que nos hace ser maduros en nuestras relaciones interpersonales, y nos deja proyectarnos con nuestras capacidades, aptitudes, dones y limitaciones humanas".

"El segundo daño -continuó con su enumeración- es que ante esa negación, se genera una coraza que pretende ocultar el secreto. Y como armadura creen que la estrategia del ataque hacia las personas de esa condición los resguarda de cualquier tipo de sospecha". 

Al igual que el británico Wilson, Gioeni, que ha estudiado y publicado un libro sobre homosexualidad e iglesia, sostuvo que "cualquiera que ha tenido un mínimo acercamiento a los principios básicos de la psicología sabe que una persona sana es la que asume y respeta las diferencias, las tolera y las integra. Y que aquel que se rebela contra esas diferencias y las ataca puede estar creyéndose en peligro y haciendo una proyección sobre un espejo que desea romper para que no le muestre la verdad". 

Gioeni cura

Sostuvo que "hay un principio teológico de San Ireneo que se puede aplicar a diferentes órdenes de la vida, que afirma: ´Lo que no se asume no se redime`. En este caso concreto no lo traigo a colación en el sentido de que haya que redimirlo porque sea algo malo; sino que hay que reconocerlo para poder hablar abiertamente de ello, sin prejuicios y sin miedo".

En cuanto al tercer daño que se le provoca a la Iglesia, Gioeni sostuvo que "enarbolan ese ataque y ese rechazo como bandera de lucha a favor de valores cristianos. Lo esconden no como una condena al amor gay, sino como una defensa de la familia. Entonces oponen una realidad vivida y sufrida (porque lo viven como un estigma, como una culpa que tienen que expiar) y la utilizan como patrón que divide lo que verdaderamente es amor y lo que ellos consideran simplemente como ´capricho de la carne. No sólo no se animan a experimentar ese amor como algo bueno, sino que lo señalan como algo indeseado por Dios".

Èl ex sacerdote mendocino habló de un "cuarto daño" que, desde su análisis, "es consecuencia terrible de los otros tres, es que muchos de ellos no pueden contener las pulsiones que tapan y esconden, y que terminan brotando de manera inhumana, recayendo sobre personas vulnerables, frágiles, indefensas. Y por eso hay tantos casos (y en esto sí hay estadísticas) de violaciones, abusos, insinuaciones y escándalos que terminan incomodando a la cúpula eclesial, más por la opinión pública que por el dolor real generado en las víctimas".

La iglesia que mira para otro lado

"Por supuesto -evaluó Gioeni- que la Iglesia lo sabe. Por supuesto que Francisco lo sabe. Por supuesto que los obispos lo saben. Pero, ¿cómo hacer para realizar un cambio radical tocando todos los temas que generan estas incoherencias?".

A la hora de las preguntas, planteó:

 ¿quién se anima a hablar de una formación sexual seria y responsable en los futuros sacerdotes?

 ¿quién se anima a hablar de lo sano que sería habilitar un celibato que no sea obligatorio para el sacerdocio sino sólo para aquellos que quieran abrazarlo? 

¿quién se anima a hablar de una teología renovada que haga justicia de las interpretaciones bíblicas que avalan una apertura a las parejas del mismo sexo? 

¿quién se anima a ir todavía más lejos, y decir que una persona puede ser homosexual y querer ser célibe en el sacerdocio, aún cuando éste fuera optativo?

Para Gioeni, "sería todo más sano, sería todo más transparente, sería vivido hasta como una posibilidad sexual de mostrar otros rasgos del amor incondicional y sensible de un Dios que es Padre y Madre".

"Falta mucho camino por recorrer para que la verdad irrumpa en el interior de la Iglesia, dejando entrar la luz que nos hace libres como personas", evaluó el ex cura, todavía creyente, a pesar de las cachetadas recibidas.

¿Quiénes son los curas gays?

Gioeni compartió el principio esgrimido por el británico Wilson de no dar nombres de los colegas que son o ejercen la homosexualidad desde cargos eclesiásticos. "Aún cuando sepa nombre y apellido de aquellos de los que no tengo duda alguna son gay e intentan ocultarlo. Aún cuando no haya sospecha de que ese señor obispo tenga un amante, permanente o transitorio, o frecuente a un taxi boy. No somos quiénes para violentar los tiempos del reconocimiento personal y del proceso de sinceramiento; ni para entrar en la conciencia (cada uno de ellos tendrá sus propias razones) de quien decide encubrir su identidad sexual", dijo Gioeni que concluyó: "No somos quién para dar nombres, pero sí para exigir que la hipocresía y la falsedad vayan dejando lugar al sinceramiento y al reconocimiento".

Opiniones (7)
18 de noviembre de 2017 | 15:07
8
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 15:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Moviemarce muy bien che, los otros son paparruchas que dicen la mayoría de la gente tiene el discurso hechito jajajjajaj que la Iglesia debe agiornarse, que debe ser mas viva que son hombres iguales, que las necesidades, che papafritas vos cog.... todos los días juajuajuaj
    7
  2. La iglesia católica se quedó en la prehistoria. No puede ser que los curas no puedan casarse, tener su familia como tampoco puede ser que las monjas estén relegadas a un "cuarto o décimo" lugar por no decir que ni se las considera. Los curas son seres humanos como todos y si se les prohíbe ser como cualquier hombre, allí nacen todos los horrores. Los papas deberían ser más inteligentes e ir aggiornando sus dogmas. Cada vez hay más corrupción en ese ambiente, no solo moral sino también económica.
    6
  3. Que un cura sea o no gay no me parece tema de análisis ya que cada ser humano debe poder elegir su inclinación de género libremente y siendo respetado. Hay tres cosas que sí me preocupan: 1) la hipocresía grosera de la iglesia; 2) los curas pedófilos encubiertos y/o amparados por la iglesia; 3) la discriminación y la homofobia peligrosa de la gente.
    5
  4. La semana pasada me acosté con un cura, dice q no es gay, no se q hacia conmigo entonces, y q no quiere dejar los habitos, es el sacerdote mas conocido de donde yo vivo, he pecado? jejjej, es enserio! y no solo q es gay mientras ejerce de sacerdote, sino que es muy mentiroso también.
    4
  5. Estimado Gay que dejó los hábitos, usted es una verguenza para la comunidad homosexual, porque confunde todo, si usted hizo eso, es porque había equivocado su elección de servir como sacerdote, no porque fuera homosexual. El hecho de ser homosexual como usted dice es lo mismo que ser heteroxesual, ya que lo que actualmente la iglesia profesa es el celibato, entonces que cornos tiene que ver la sexualidad sea una u otra si la realidad es que se comprometen a NO TENER RELACIONES SEXUALES. Además confunde también a la gente porque deja una gran puerta abierta donde puede verse entonces que los curas muchos de ellos no cumplen el celibato, lo que obviamente es una falta de respeto de parte de usted porque si HAY QUIENES LO CUMPLEN y usted envidioso y resentido crea duda sobre todos. Además da asco pensar que Usted mientras era cura tb tenia sexo. cállese la boca deje de posar como homosexual, porque a muchos de nosotros no nos importa con quien se acuesta la gente. de hecho yo no lo ando contando.
    3
  6. y el 80% de los periodistas son trabas..... si este larga un número de donde sea porqué yo no puedo hacer lo MESMO. el 90% de los gobernadores se la tragan Cristina se co.... a todo el gabinete. el 88% de los médicos son drogadictos. el 100% de los bomberos agarran la manguera acompañaditos. y así y así. chau
    2
  7. Hay entonces relación entre gay y pedofilia?
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia