Detuvieron a un anestesista por la muerte de una joven durante una operación de apendicitis

El profesional está imputado por la Justicia bonaerense ya que tenía dos antecedentes similares por mala praxis en Santiago del Estero.

Un anestesista imputado por la muerte de una joven paciente en medio de una operación de apendicitis realizada en una clínica de la localidad bonaerense de Haedo se negó a declarar esta tarde y seguirá detenido, informaron fuentes judiciales.

El anestesista -según trascendió- tendría dos antecedentes de muertes de pacientes por presunta negligencia, uno ocurrido en Frías, provincia de Santiago del Estero, en 1999, y el otro en la ciudad santafesina de Rafaela.

A raíz de la denuncia por la muerte en la clínica de Haedo, dos cirujanos también fueron detenidos, pero a diferencia del anestesista quedaron libres horas después.

La justicia en principia les endilga un menor grado de responsabilidad por el deceso de la adolescente Eliana Romero y ambos se vieron beneficiados además por no poseer antecedentes. 

Los tres profesionales fueron llevados hoy ante la Justicia y todos se negaron a declarar, pero sólo el anestesista quedó detenido a causa de sus presuntos antecedentes por mala praxis. 

El titular de la comisaría segunda de Morón, comisario Rogelio Ordoqui, afirmó en ese sentido que el anestesista detenido anoche "no estaba en condiciones" de trabajar en un clínica.

En declaraciones a la prensa, Ordoqui reveló que los policías que participaron de las capturas encontraron en la clínica de Haedo "medicamentos antidepresivos" entre las pertenencias del especialista.

Al respecto, el jefe policial aclaró que el anestesista "no estaba bajo los efectos del alcohol, pero sí estaba lerdo en sus actitudes".

El comisario puso de relieve que el personal de la comisaría a su cargo tomó intervención en el hecho porque la familia de la víctima llamó al 911.

"Cuando llegamos nos damos cuenta que los familiares denunciaron por mala praxis a tres médicos, en especial a un anestesista al que ellos notaron que estaba tambaleándose al salir del quirófano", explicó el jefe policial. 

Por su parte, el padre de la joven, identificada como Eliana Romero, detalló que su hija fue asistida en un primer momento en la Clínica Libertad de Merlo y como no tenían los medios para hacerle los estudios necesarios se la trasladó al Instituto Regional de Haedo y luego a la Clínica Magnasco, donde fue operada.

"Mi hija ingresó al quirófano a las 19:00 y a las 20:00 llegó un  hombre que nunca pensé que era el anestesista porque ingresaba tambaleándose, quiso agarrar el picaporte de una puerta y se tambaleaba", dijo el hombre.

Según el padre de Eliana, poco después el jefe de terapia intensiva le informó que su hija había muerto a las 21:15 y él llamó al 911 de inmediato, porque sospechó que había ocurrido "algo extraño".

Dos cirujanos de esa clínica privada de Haedo quedaron detenidos en principio, aunque luego quedaron en libertad.

Uno de ellos, de 32 años, es investigado por "homicidio culposo" y "falsedad de instrumento público", mientras que el otro, de 54, quedó sospechado de "falso testimonio", ya que habría dicho que estuvo presente en la operación e incluso firmó la historia clínica.

Esta mañana, los médicos fueron trasladados a la Unidad Funcional de Instrucción número 4 de Morón, a cargo del fiscal Alejandro Jones y los dos cirujanos horas después quedaron en libertad.

Está involucrado en otros dos casos fatales
El anestesista detenido por supuesta mala praxis en una clínica de Haedo habría estado implicado en otros dos casos similares ocurridos en las provincias de Santiago del Estero y Santa Fe, según denunció Zaira Melber, la madre de la última de las víctimas.

De acuerdo con la denuncia, estos son los casos:
- En 1998 fue inhabilitado en la provincia de Santa Fe tras ser denunciado por el deceso de un paciente identificado como Rubén Daire. El hombre murió tras recibir una inyección en la cervical en un centro de salud de la ciudad de Rafaela.
- En 1999, estuvo detenido 80 días por un caso de negligencia sucedido en la localidad santiagueña de Frías. La víctima fue un paciente operado de los cornetes, que salió del quirófano con complicaciones, y luego de doce días de agonía, finalmente  murió.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 23:21
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 23:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial