Le puso cuerdas a una AK-47 y ahora es “embajador de la paz”

El músico colombiano César López creó una "escopetarra", una guitarra fabricada sobre una escopeta recuperada en un plan de desarme por un sacerdote. Hoy, recorre el mundo promoviendo "una generación no violenta". Conocelo.

César López es un músico excepcional (sin.: raro, extraño, particular, extravagante, caprichoso): le saca sonidos a los cuerpos para transformarlos en música, a través de su “ejercicio de percusión humana”. Y obtiene sones de una escopeta que fue usada para matar.

Le escapa a las obviedades y se enfrasca en la aventura de la creación. Cree que es posible cambiar el mundo y empezó cambiando un instrumento creado para eliminar personas, en otro, destinado a transmitir el valor de la vida. De allí el carácter de excepción de su obra.

Hace algunos años creó la “escopetarra” transformando en guitarra a una escopeta AK-47 de combate que un cura había recibido durante un plan de recolección de armas. Desde entonces, su labor de creación musical se fusionó con un objetivo personal que se volvió colectivo en su conflictiva Colombia: crear una generación de no violentos.

“La escopetarra no es un invento”, define López, sino “la reivindicación de un hecho artístico. Es la creación de un símbolo de paz, de victoria de cosas positivas, pero, sobretodo, es el símbolo de la transformación o no de la capacidad de transformar: ¿¡si el arma pudo cambiar, por qué el hombre no!?”.

Las Naciones Unidas lo nombraron “embajador de la paz” y, lejos de asumir su nuevo rol diplomático como una entrada libre a los cócteles y al tránsito por mullidas alfombras palaciegas, se lanzó a conquistar la convivencia con la herramienta que más conoce, la música.

Sueña con que su "escopetarra" termine pertrechando a una "orquesta neutral" compuesta por un "batallón artístico de respuesta inmediata" frente a la posibilidad de conflcitos violentos. De hecho, ha experimentado con esta práctica en Bogotá, concurriendo junto con sus músicos ante eventos conflictivos frente a los cuales desenfundaron sus instrumentos y cambiaron el ánimo social hasta lograr el retorno de la armonía.

Buscando que su militancia alcance una escala superior al meramente local, en junio pasado César López brindó un recital en Bahrein, en Medio Oriente, invitado por la UNESCO, el departamento de las Naciones Unidas para la Cultura y la Educación. Lo hizo junto a músicos locales y luego de reunirse en Indonesia con el director de esa entidad, Koichiro Matsuura.

Una anécdota tiñó de ironía su encuentro con los jóvenes de aquel país: no pudo sacar la “escopetarra” de Colombia porque hay quienes la consideran un arma aun. Por ello, César López decidió que las máximas autoridades de la UNESCO llevaran la que está en su poder en la sede de Paris.

Lo hicieron. Pero tampoco pudieron ingresarla a Bahrein, a pesar de que iba a ser obsequiada al príncipe que gobierna esa nación.

“Hay una doble moral; esto ya no es un arma”, dijo López a Radio Caracol al relatar las idas y vueltas de su “escopetarra”.

Sumando compromiso desde Internet

...
en el semaforo en rojo
yo vi familias huyendo
mientras sus casas ardiendo
lloraban el desalojo...

me recibieron las balas
en una esquina del barrio
por la miseria que empujan
desde el palacio, los sabios....

Lo de arriba es “la letra de una nueva canción”, tal como la presentó López en su Blog.

La tarea de promover la convivencia entre las personas ha encontrado un aliado con fuerza en Internet. En la misma red en que se difunden guerras y armas y que hasta ofrece manuales on line para eliminar al diferente, César López propone sumar fuerzas para crear una generación de “no violentos”.

Un sitio para su música en función de la paz con su banda “Alas de prueba”, otro para la ya popular “escopetarra” y uno más, su blog, para el intercambio cuenta en su haber el colombiano.

Mientras las cuerdas de la escopeta transformada en guitarra sigue siendo retenida en las aduanas de los aeropuertos, César López sabe que por lo menos pasan por lo menos otras dos cosas, vinculadas a su labor: otras armas (sin cuerda, pero con balas) siguen burlando los controles; y mucha gente suscribe el “compromiso” al que el músico convoca desde la web.

Los videos de César López, la "escopetarra" y sus amigos

La creación de una escopeta que suena

César López con su banda, "Alas de prueba"

El taller donde se hizo la "escopetarra" en un informe de la TV francesa

Las imágenes: López y Fito Páez con la "escopetarra" y sitio web Cesarlopez.org y su "ejercicio de percusión humana".

Opiniones (0)
12 de diciembre de 2017 | 07:51
1
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 07:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California