¿Porqué al entrenar tenemos mejor rendimiento?

La pregunta parece obvia, pero encierra explicaciones metabólicas y fisiológicas que ayudarán a entender mejor el entrenamiento.

Uno de los motivos que nos empuja a salir a disfrutar de  correr o andar en bici es que cuanto más salimos menos nos cuesta, vamos más rápido y hacemos rodajes más largos con menos esfuerzo. ¿Qué está pasando con nuestro cuerpo? ¡Se está entrenando! Veamos qué sucede cuando sometemos al cuerpo a un entrenamiento:

-El entrenamiento se basa en someter al cuerpo a un estrés. En función del estrés al que sea sometido, el organismo desarrolla una serie de defensas para estar mejor preparado ante otro “ataque” de similares características.

-Estas defensas suponen poner en marcha una serie de mecanismos conocidos como adaptaciones al esfuerzo, que pueden ser muy diversas.

1375817 10151668498220779_157536099_n

-Cuando repetimos los estímulos de forma constante, los cambios son cada vez mayores. Lo malo es que una vez cesan los estímulos gran parte de las adaptaciones producidas se pierden, es decir, que vuelven a los niveles iniciales.

-Las adaptaciones que se producen en nuestro organismo se suelen dividir en centrales y periféricas. Las centrales son las que suceden a nivel cardiaco y pulmonar, mientras que las periféricas son las que suceden a nivel muscular.

-Las principales adaptaciones centrales son un aumento del tamaño del corazón y un aumento de la fuerza de contracción del mismo. Igualmente, se produce un aumento del volumen sanguíneo, por lo que aumenta la cantidad de oxígeno que puede ser transportada.

-A nivel muscular, las principales adaptaciones son un aumento en el número de capilares por fibra muscular. Los capilares son los vasos sanguíneos de menor tamaño encargados de suministrar oxígeno a las células musculares.

-A nivel mitocondrial, también se produce un aumento tanto en el número como en el tamaño de las mitocondrias. Las mitocondrias son los órganos celulares encargados de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular.

-Estas mejoras en el transporte de oxígeno hacen que el organismo sea más eficiente utilizando las grasas como combustible con el consecuente ahorro de glucógeno. Por este motivo, tardamos más en agotarnos cuanto más entrenados estamos. 

3499484281 23e0995200

Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 14:22
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 14:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"