Reclamo y paro de taxistas: crónica de un día de furia

Otra jornada tensa. Durante más de 2 horas, los accesos a Mendoza y a otros puntos estuvieron cortados nuevamente por los taxistas, que volvieron a reclamar medidas urgentes para la seguridad. En tanto, otro remisero fue asaltado esta mañana. Por la siesta, legisladores, el Ejecutivo y los taxistas llegaron a un acuerdo firmando un acta con una serie de requisitos urgentes y levantaron el paro.

La tensa jornada del sábado por la mañana –donde unos 500 taxistas autoconvocados cortaron los principales accesos a la ciudad en reclamo de más seguridad- tuvo su continuidad durante la mañana de hoy. Al igual que el episodio de hace tres días, tuvo su desencadenante con una golpiza que  un taxista que anoche fue asaltado y a quien agredieron porque les dijo que no llevaba plata consigo.

Fue anoche, pasadas las 21 cuando dos menores que minutos antes habían abordado el taxi 568 de Radio Taxi –conducido por Osvaldo Fernández (43), amenazaron con un arma de fuego al taxista y le solicitaron que les entregara todo el dinero. Pero como la respuesta de Fernández no dejó satisfechos a los delincuentes juveniles –les dijo que no llevaba dinero-, le dieron un cachazo en la cabeza y comenzaron a golpearlo salvajemente, tal como sucediera con Apolinario Gil (44) el jueves último, a quien le dieron varios mazazos en la cabeza en otro asalto.

Y la bronca comenzó a gestarse anoche mismo, luego de que un grupo de 20 taxistas llegaron a la esquina del Corredor del Oeste y Carola Lorenzini –donde fue agredido el conductor- y cortaron la calle reclamando. Pero la protesta no pasó a mayores anoche.

Lo fuerte llegó durante las primeras horas de hoy. Minutos antes de las 8, el tesorero del sindicato de Choferes de Taxis de Mendoza, Sergio Larraya anticipó a MDZ que desde su gremio habían decidido suspender por tiempo indeterminado el servicio por la noche –de 22 a 6-, comenzando esta misma noche. Pero el ambiente se tensó más aún, dado que los choferes autoconvocados no habían sido citados a una reunión que fijada para hoy por la mañana entre gente del sindicato, del gremio de los propietarios y legisladores de la Bicameral de Seguridad en la Casa de las Leyes.

“El problema del sector de los taxistas es que siempre estuvo muy separado. Porque no todos están nucleados en el sindicato, y cada uno defiende sus intereses. Pero es importante que ahora, después de mucho tiempo, hayamos podido juntar a 500 taxistas en el paro del sábado pasado”, resumió Roberto Chacón –vocero de los autoconvocados- , aunque luego agregó: “El problema es que desde el gremio de los choferes y los propietarios están haciendo lo que quieren”.

A las 9 de hoy comenzó la reunión en la Legislatura, y cuando todavía no eran las 9.30, un numeroso grupo de taxistas autoconvocados ya se había congregado en la puerta de la Legislatura, cortando el tramo de calle Patricias Mendocinas comprendido entre Espejo y Rivadavia. ¿El motivo?: la agresión a Fernández de anoche, más otros casos registrados desde el furioso sábado hasta hoy –según los conductores, 7 taxistas fueron agredidos, mientras que el Gobierno tenía sólo el registro de 3- y el desarrollo de una reunión en la que, según denunciaron, los propietarios –en la figura de Maniscalco- no se mostraban dispuestos a invertir a corto plazo para instalar los blíndex, pulsadores u otras alternativas, entre las que se destaca la instalación de un sistema para el pago electrónico a través de tarjetas de débito (una especie de Red Bus para los taxis, para que no manejen dinero en efectivo).

Ya a las 10, esa zona del centro estaba sitiada de furiosos taxistas, que arengaban para comenzar el paro desde ese momento y volver a los accesos que habían cortado el sábado para manifestarse nuevamente ante la inacción del Gobierno y la falta de predisposición de los propietarios. Varios legisladores salieron a la calle para entrevistarse con los conductores, entre ellos el justicialista Miguel Serralta, quien les informó que el ministro Carlos Ciurca iba en camino para escucharlos.

El clima era cada vez más hostil, y cada vez eran más los taxistas que, pase lo que pase, se salían de la vaina para ir a cortar los accesos, aunque no existía consenso todavía. A las 11.30 llegó Ciurca y, con él, la promesa de que la reunión que estaba prevista para mañana en la Legislatura –entre representantes de los gremios, la Justicia, el Ejecutivo y los legisladores- se adelantaría para hoy mismo, cuando el reloj marcase las 12.30.

“¡Es más de lo mismo, estamos cansados de que firmen papeles que después no se respetan y no tiene validez!”, vociferaban los más indignados, que querían parar y cortar a toda costa. Más complicada se tornó la situación cuando, minutos más tarde, la novedad de que un remisero –identificado como Sergio Horacio Pérez- había sido asaltado y amenazado con un cuchillo en el barrio Los Pajaritos (Godoy Cruz) para quitarle 450 pesos, mientras ellos protestaban allí.

Como una herida a la que se le hecha sal, el ánimo de los trabajadores se exacerbó más aún y los petardos y bombas de estruendo empezaron a sonar en la puerta de la Legislatura, mientras los conductores, uno por uno, subían a sus unidades y –predidos a la bocina- se dirigían a toda velocidad al cruce de Costanera y Vicente Zapata para cortar el acceso principal a Mendoza. Una vez allí, comenzaron a dividirse en pequeños grupos y se repartieron entre todos los puentes que entran a Capital, el Corredor del Oeste y la zona del aeropuerto, entre otros puntos.

Con el ambiente por demás caldeado y la medida de fuerza en su esplendor, una decena de vehículos permaneció en calle Patricias aguardando que la reunión en el Salón Rojo culminase, aunque de a poco los trabajadores fueron ingresando al concilio en la Legislatura.

Acuerdo, a medias

Tras más de una hora encerrados en el salón, los representantes gremiales, taxistas, legisladores y funcionarios que participaron de la reunión –entre ellos, Ciurca y el subsecretario de Seguridad, Orlando Rosas- salieron de la Legislatura y fue el turno de que Larraya y otros delegados se dirigieran a la calle para comunicarles a los conductores sobre el acta que habían firmado. “Habíamos pedido que no cortaran las calles todavía, pero se ve que hay algunos revoltosos que fueron a hacerlo. Les pido que estén tranquilos, que en diez minutos habrá finalizado la reunión y saldremos a leer el acta que hemos elaborado”, destacó Larraya ante los medios antes de que culmine el encuentro. 

Una vez afuera, y con todos los taxistas que estaban cortando las calles nuevamente en el lugar, para que todos pudiesen estar presentes e interiorizarse sobre lo sucedido en la reunión, se dio lectura al acta elaborada.

El documento se divide en dos tipos de medidas. Las primeras son referidas a la instrumentación de manera inmediata, y entre estas se encontraban la instalación de puestos policiales fijos y móviles para controlar a los pasajeros (de 19 a 8), la requisa de todos los pasajeros sin excepción, así como también la colaboración de todos los choferes para no evitar y detenerse en todos los puestos de control. Es que, según especificó el propio Rosas, en los controles del sábado revisaron a 480 taxis, pero 315 no se detuvieron ante la presencia de la fuerza.

“Les pido por favor a todos los taxistas que se detengan en los controles, que paren voluntariamente aunque los policías no se lo ordenen. Vamos a intensificar todos los controles”, explicó Ciurca, quien agregó que también instalarán cámaras en algunas paradas conflictivas, como es el caso de la Terminal de ómnibus.

Además, Ciurca se comprometió a entregar en el transcurso de la tarde una radio del sistema de comunicaciones Tetra a cada una de las centrales de taxis y remises, para que estén permanentemente comunicados con el CEO y la policía, tal como lo están algunas ambulancias.

Por otro lado, el acta también contemplaba una serie de medidas que serán discutidas mañana a las 19 en una reunión que propietarios y choferes mantendrán junto a funcionarios en Seguridad. Aquí tratarán el tema de los blíndex –algo que vienen reclamando desde hace ya varios años-, la instalación de cámaras de seguridad en cada vehículo, cierre centralizado para todas las puertas, el pago electrónico a través de tarjetas y el cumplimiento de los 13 ítems del comunicado presentado el domingo.

Pero este acta acuerdo no conformó a la totalidad de los conductores, ya que un nutrido grupo insistió con mantener el paro considerando que no había nada de novedoso en el acta ni nada que los haga sentirse más seguros. Y fue en ese momento en que, apostados sobre la Plaza Independencia, comenzaron los encontronazos entre varios conductores. Muchos de los que aguardaban afuera o llegaban de los cortes acusaron a los que participaron de la reunión de “blandos”, de “arreglar por izquierda” y de ser “taxistas de escritorio”, ya que no salen a trabajar en las unidades.

Más allá de estas discusiones menores, pasadas las 15, la calle Patricias ya había sido desalojada y los taxis circulaban con normalidad, al menos hasta mañana, ya que destacaron que el desarrollo de la reunión en Seguridad será fundamental para la continuidad de sus reclamos.
Opiniones (1)
19 de septiembre de 2017 | 18:42
2
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 18:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Hoy veo que los conductores de taxi van a morir haciendo esa tarea y a los patrones no se les va a mover un pelo.SEÑORES CONDUCTORES!!! DESPIERTEN EXIJAN YA EL BLINDEX!!! que los propietarios dejen de llorar basta de hacerles el caldo gordo no sean estúpidos e ignorantes si a ustedes les ocurre algo su patron toma a otro trabajador y chau!! a rey muerto rey puesto.1 el GPS lo colocaron para cuando robaran la unidad poder ubicarla nada más !! si un pulsador que colocado y todo no supera los $30 y no se lo colocán piensan que estos seudo-empresarios van a invertir para salvaguardar sus vidas un blindex ni en pedo!! una manera de protestar es guardar los coches despues de las 22 hs. cuando no tengan dividendos van a salir a comprar los mentados blindex y que esos gatos que dicen representarlos lo hagan, ponganse los pantalones largos o vamos a lamentar otro mendocino trabajador muerto y despues va a ser tarde.
    1
En Imágenes