Laniakea, el supercúmulo de galaxias en el que vivimos

Mide 500 millones de años luz de diámetro y contiene una masa de 100.000 billones de soles. Su nombre significa “cielo inmenso” en lengua hawaiana.

La Tierra se encuentra en el Sistema Solar, y este en la Vía Láctea, nuestra galaxia, que, a su vez, forma parte de un enorme enjambre de cientos de miles de galaxias que se dirigen hacia una región del espacio que las atrae con su portentosa gravedad. Este supercúmulo de galaxias, que sus descubridores presentaron en la revista Nature, mide 500 millones de años luz de diámetro y contiene una masa de 100.000 billones de soles y fue denominado Laniakea, que significa “cielo inmenso” en lengua hawaiana. 

Su tamaño resulta difícil de concebir a escala humana. La propia Vía Láctea, con sus 200.000 millones de estrellas y sus 100.000 años luz de diámetro, ya es de por sí inmensa en comparación con nuestro pequeño Sistema Solar, por lo que es ínfimo entre las 100.000 grandes galaxias y un número mucho mayor de galaxias menores de Laniakea.



Pero Laniakea es a su vez diminuta en comparación con el conjunto del Universo. “Cabrían seis millones de Laniakeas en el interior del Universo observable”, explicó Brent Tully, astrónomo de la Universidad de Hawai (EEUU) y director de la investigación. Otra manera de expresarlo, añade Tully, es que por cada una de las grandes galaxias de Laniakea hay 50.000 grandes galaxias en el resto del Universo.



De modo parecido a como el sistema solar se encuentra en la periferia de la Vía Láctea, nuestra galaxia se encuentra en un extremo de Laniakea, lejos de la corriente central de galaxias y muy lejos del Gran Atractor –como lo llaman los astrónomos- hacia el que se dirigen. 


En la siguiente imagen, la Vía Láctea se ubica en el punto rojo en el centro, claramente en un extremo de Laniakea.

Laniakea


Investigaciones anteriores habían establecido que las galaxias no están esparcidas de manera uniforme en el Universo, sino que se agrupan en cúmulos y a lo largo de filamentos. Entre los cúmulos y filamentos, abundan vastas regiones sin materia, oportunamente llamadas “vacíos”. 

Se sabía que la Vía Láctea forma parte del llamado Grupo Local, compuesto por más de 50 galaxias. Y que este se integra en el Supercúmulo de Virgo (o Supercúmulo Local), que contiene más de cien grupos de galaxias y que se dirige hacia la enigmática anomalía gravitatoria del Gran Atractor. La nueva investigación ha revelado que el Supercúmulo de Virgo forma parte de una estructura mucho mayor. 

El descubrimiento de Laniakea ha sido posible gracias a los datos del proyecto CosmicFlows-2, que cartografía el movimiento de miles de galaxias próximas al Gran Atractor. Analizando el movimiento que describe cada galaxia respecto a la Tierra y descontando para cada una el movimiento atribuible a la expansión del Universo, se ha obtenido un mapa tridimensional de alta precisión del movimiento de unas galaxias respecto a otras. 

Laniakea


Los resultados de la investigación muestran cómo las galaxias se organizan en ríos cósmicos que se desplazan a lo largo de corrientes gravitatorias. En algunas zonas los flujos divergen, “como el agua allí donde se dividen las corrientes”, explica Brent Tully. Así, aparecen lugares donde galaxias cercanas se mueven en direcciones opuestas. 

En otras zonas, por el contrario, los flujos convergen y se precipitan hacia simas gravitatorias de modo similar a como el agua baja por torrentes hacia los valles. En el supercúmulo de Laniakea, todas las corrientes convergen hacia el valle del Gran Atractor. 

Fuente: http://www.lavanguardia.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|23:57
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|23:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016