Muestra homenaje: San Martín, de su puño y letra

En coincidencia con el aniversario de la asunción del General como gobernador intendente de la Provincia de Cuyo, se inauguró una muestra de documentos escritos por él.

Ayer se conmemoró, en la Plaza Pedro del Castillo, el bicentenario de la asunción de José de San Martín como gobernador intendente de la Provincia de Cuyo, y en el Museo del Área Fundacional se inauguró una muestra de documentos emitidos por el General durante su mandato y otros de peticiones cuando organizaba el Ejército de las Andes, además del acta por la cual el entonces director supremo de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Gervasio Antonio de Posadas, lo designaba en el cargo.

La muestra está complementada con objetos (herramientas, herraduras, tinteros, vasijas, entre otros) no asociados directamente a San Martín y su ejercicio del cargo pero sí propios de la época.

Documento San Martín

Leer su palabra

“Por cuanto se ha noticiado este Gobierno por repetidas partes, que varios sujetos han sido mordidos por algunos perros que han comenzado a rastrear, y convencidos que si al principio no se toma una providencia activa para cortar con el mal que puede traer tan fatales consecuencias, necesariamente se padeceran algunas muertes en los habitantes de esta Capital y su jurisdicción, ordena y manda lo siguiente: Dentro del termino de 24 horas contadas desde la publicación de este bando se mataran todos los perros que hubieren en la ciudad y sus arrabales y del de 48 horas los que existan en la circunferencia de 5 leguas. Se ecepcionan de ser muertos solamente los que estuviesen amarrados dentro de las casas de sus propietarios, pero estos quedan obligados a ejecutarlo luego que conozcan se hallan picados de la rabia”, ordenaba San Martín (se ha respetado la escritura del original) para detener la rabia en Mendoza, en uno de los documentos expuestos.

Lo interesante de esta muestra es que es el propio José de San Martín quien le habla al visitante, ya que, al estar expuestos los documentos originales, no hay una mediación y mucho menos una interpretación de parte de historiadores acerca de cómo aquel ejerció su gobernación.

Órdenes de ejecución de quienes se fugasen, pedido de “brazos valientes” que se sumen a empuñar sables, prohibiciones de galopar por las calles y de jugar en la Alameda o que ningún peón pueda cambiar de patrón si aún le debe algo al anterior son parte de las decisiones que San Martín tomó durante su gestión y que quienes visiten la muestra podrán ver de su puño y letra.

Una interesante propuesta para quienes se interesen por la vida de San Martín en nuestro suelo, sobre su carácter y su forma de gobernar.


En Imágenes