Iñaki Rojas presenta hoy "Un mendigo en el bulevar"

El escritor, actor y músico mendocino ganó con esta novela el primer premio del certamen literario organizado por la Municipalidad de Ciudad en el 2013.

El 26 de enero de 1985, un terremoto sacudió Mendoza. Poco después, cuando las víctimas fatales ya habían sido sepultadas y los escombros aún no habían sido removidos del todo, apareció la versión de que la causa de semejante estremecimiento de la tierra era el impacto de un misil estadounidense que desvió su trayectoria.

Sin embargo, no fue el movimiento de las placas tectónicas ni una explosión no calculada de una potencia mundial la causa del movimiento sísmico que sorprendió a todos en la madrugada de aquel sábado. La razón para que la tierra se agitara tiene que ver con lo onírico, con la fuerza de los sueños, o mejor, con la muerte de Ángel Ventura, un mendigo que falleció en los primeros minutos del 26 de enero de 1985 en la terraza de un edificio de la calle Mitre.

Un mendigo en el bulevar

En pocas palabras, esta es la síntesis de la sorprendente novela de Iñaki Rojas Un mendigo en el bulevar, ganadora del Premio de Novela Ciudad de Mendoza 2013 y que hoy a las 21 será presentada en la Nave Cultura (Maza y España, Ciudad), con proyecciones de video y la puesta en escena de tres actores.

Actor de cine, teatro y stand up, músico y escritor, Iñaki Rojas obtuvo el primer premio del certamen de novela de Capital en su edición del 2013, cuyo jurado estuvo compuesto por Liliana Bodoc, Christian Kupchik y Osvaldo Aguirre. El año pasado, desde el Municipio señalaron: “Un Mendigo en el bulevar se destaca entre las obras presentadas por la calidad de su escritura, en función de la historia que asocia elementos del género fantástico y acontecimientos de la memoria colectiva como el terremoto que afectó a la Ciudad de Mendoza el 26 de enero de 1985. Ese cruce es un aspecto notablemente logrado por el autor, revelándose particularmente eficaz para retratar aspectos de la identidad provincial y personajes y lugares del pasado reciente en la Ciudad”.

Una obra sólida

Con una clara marca heredada del realismo mágico y una influencia indiscutible de Paul Auster (“Maestro absoluto, una inspiración, uno de los pocos autores yanquis que me ha marcado”, le dice Iñaki Rojas a MDZ Online), Un mendigo en el bulevar narra, en las voces de un joven que visitaba a su novia en el edificio Mistral, de calle Mitre, y Quiroga, el portero de ese edificio, los últimos días de Ángel Ventura, un mendigo que aparece siete días antes del terremoto y cuya muerte será la que desencadene el sismo.

Ventura no llega hasta ese lugar por coincidencia, sino porque allí vive su hijo, en el departamento que comparte con sus abuelos, los padres de la fallecida esposa del mendigo. Pero lo que nadie puede sospechar es que ese indigente tiene la capacidad de meterse en los sueños ajenos y condicionarlos y hasta transmitir conocimientos en ese espacio onírico.

El estilo de Rojas permite que la historia avance con un ritmo atrapante, tanto como el de la trama, y si bien la novela está anclada en un espacio y un tiempo determinados, para nada tiene un tono localista, sino que, por el contrario, la estructura de los personajes, los temas que atraviesa y la indagación tanto estética como formal hacen de Un mendigo en el bulevar una obra sólida desde todo punto de vista, seguramente una novela que se enmarcará como una de las grandes producciones literarias de estas tierras.

Alejandro Frias

En Imágenes