El sector vitivinícola tiene dudas con respecto al costo del sistema

Para Sergio Villanueva, gerente de UVA y parte del comité ejecutivo del Fondo Vitivinícola, el problema con respecto al sistema on line del INV es el desconocimiento que tiene la industria sobre los gastos que genera y generará el sistema.

Esta mañana publicábamos una nota que reflejaba el problema que aseguran tener algunos bodegueros (principalmente del sur de la provincia) con el nuevo sistema de Declaraciones Juradas del INV.

El organismo nacional determinó que a partir del primer día de septiembre todas las declaraciones que realizaban las bodegas en forma personal se hará a través de un sistema on line.

A raíz de la implementación del mismo y de los 23 días al que se puso a prueba muchos alzaron su voz en contra.

Pero el reclamo de la mayoría no es en base a la implementación del sistema, sino sus costos.

Sergio Villanueva, gerente de UVA (Unión Vitivinícola Argentina) y parte del Fondo Vitivinícola de Mendoza aseguró a MDZ que no se oponen al trabajo on line, sino a la vaguedad del mismo en lo que respecta  a los costos.

Mas allá de los problemas que tuvieron algunas bodegas al comienzo de la instalación del sistema, para el dirigente el problema no pasa por ahí porque cualquier sistema comienza con una etapa de prueba que se va perfeccionando.

“No nos oponemos al trabajo on line – aseguró Villanueva- trabajar de esa forma trae una serie de beneficios muy directos para el sector y elimina burocracia. La problemática está pasando por el costo”.

Según el dirigente, el sector vitivinícola quiere saber todos los detalles con respecto al costo del sistema, ya sea el de desarrollo, el de mantenimiento y los movimientos que tendrá.

“Además nos planteamos por qué no se puede operar como otros organismos públicos que compran el sistema y lo ponen a disposición de los usuarios para que funcione. Hay una serie de dudas que creo que lo más lógico es despejarlas haciendo una reunión y que todos los números de este sistema quede claro, sobre todo porque algunas bodegas pequeñas y medianas se quejan del costo”, afirma Villanueva.

Para las bodegas chicas, que no tienen mucho movimiento, puede representar un costo de 1 o 2 mil pesos al año, pero para las grandes bodegas es muy difícil determinar cuánto tendrán que pagar.

Sergio Villanueva dijo al respecto: “al margen de que sea un tema económico o no, la idea es que nos digan cuánto cuesta el sistema, cuanto cuesta el mantenimiento, cuantas son las operaciones que hace por día o por mes y ver cuánto recauda este sistema para ver si está acorde como un costo razonable”.

En definitiva, lo que buscan es que no queden dudas con respecto al costo económico.

Además el dirigente de UVA afirma que se está gestionando una carta que firmarán todas las cámaras, uniones y entidades nacionales para solicitar una reunión en el INV donde se aclaren todas las dudas y se vea la posibilidad de encontrarle una solución al tema, ya sea, pagar el sistema de una sola vez, o pagar un precio acorde al servicio.

“Mientras las dudas no se aclaren las quejas van a seguir”, concluyó Villanueva.
Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 23:43
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 23:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'