Las mujeres fueron borradas de la historia del cristianismo

La influencia de docenas de mujeres en los primeros siglos de nuestra era muestra que esta religión era más abierta respecto de ellas por entonces.

Las mujeres que participaron activamente para el fortalecimiento y la expansión del cristianismo en los orígenes de este fueron borradas de la historia. Así lo aseguró Kate Cooper, de la Universidad de Manchester, para quien la contribución de este grupo de mujeres fue ocultada por la Iglesia.

La influencia de docenas de mujeres en los primeros siglos de nuestra era muestra que esta religión era más abierta respecto de ellas, esto es que desempeñaban un papel vital en la expansión del cristianismo a través de la amistad y de las relaciones entre familias. De hecho, su autoridad en la comunidad cristiana se debía a su faceta de madres, organizadoras de eventos de la comunidad y propietarias de comercios.

Un ejemplo del papel que cumplieron estas mujeres es Lidia, la vendedora de púrpura de Felipe en el Libro de los Hechos de la Biblia; ella fue el primer patrocinador de San Pablo. Otra mujer, Perpetua, quien vivió en Cartago al final del siglo II, fue famosa por renunciar a su fe, y su diario es un documento cuyo contenido, según Cooper, sería interpretado como radical por la religión cristiana actual.

Tecla de Iconio

La experta enfatiza la figura de Tecla de Iconio (imagen), discípula de San Pablo. Según el Libro de los Hechos, Tecla se rebeló contra su familia porque rechazaba el matrimonio, lo que era impensable en la época.

“Aunque no hay pruebas fehacientes de la existencia de Tecla, su historia ha sido enormemente influyente en los primeros siglos del Cristianismo”, agregó Cooper.

En el siglo IV, las jóvenes cristianas eran motivadas a seguir el ejemplo de Tecla. En vez de criticarla por desobedecer a su madre, la Iglesia, en sus inicios, celebró su valentía. Así pues, la Iglesia era bastante revolucionaria con el trato hacia las mujeres, sobre todo teniendo en cuenta lo sexistas que era el mundo antiguo, concluyó la experta.

Por todo ello, Cooper opina que es triste que este modelo no sea recordado y homenajeado. De hecho, debería servir de inspiración, por ejemplo, para conseguir que haya mujeres cumpliendo los roles de sacerdote y de obispo.

En el siglo II dC, el emperador romano Constantino se convirtió al cristianismo, lo que significó la institucionalización de esta religión, por la que los obispos varones se convirtieron en parte del gobierno, mientras que las mujeres quedaron en un segundo plano.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (1)
2 de Diciembre de 2016|21:30
2
ERROR
2 de Diciembre de 2016|21:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Las mujeres en cualquier ámbito no paran... y no paran en su lucha de poder contra el hombre. Lo único que falta es que ahora salga una "científica" a decir con "demostraciones", que como dice este artículo: SIC: ?Aunque no hay pruebas fehacientes de la existencia de Tecla, su historia ha sido enormemente influyente en los primeros siglos del Cristianismo?, que Cristo era machista porque eligió sólo apóstoles.- ... La verdad, es que cansan...
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016