Deportes

España, el nuevo rey de Europa

El seleccionado dirigido por Luis Aragonés derrotó 1 a 0 a Alemania y se coronó en la Eurocopa 2008. El gol fue de Fernando Torres. Esta es la segunda vez que consigue el torneo. La primera vez fue hace 44 años.

España logró hoy el mayor hito en la historia de su fútbol al derrotar a Alemania por 1-0 en la final de la Eurocopa disputada en Viena.

Fernando Torres anotó el tanto del triunfo en el minuto 33 al aprovechar una indecisión del defensa Phlipp Lahm y batir en su salida al arquero Jens Lehmann.

España ganó la segunda Eurocopa de su historia tras la de 1964 con la solvencia defensiva y el veloz y preciso juego de ataque que fueron sus señas de identidad durante todo el torneo.

España empezó la final tímida, quizás temiendo el empuje inicial de Alemania, que ejerció de veterana y salió más decidida y dispuesta a dominar el balón e ir al ataque.

En el equipo alemán estaba Michael Ballack, el capitán, que tras la incógnita sobre si jugaría o no, demostró ya en el minuto seis lo en forma que estaba con un detalle de su calidad. ¿Dónde estaba su dolor en la pantorrilla?

Hasta el minuto 14 España no dio señales de vida en ataque. Un pase perfecto interior y en diagonal de Xavi llegó a Andrés Iniesta, cuyo remate tropezó en el defensa Christoph Metzelder y Lehmann salvó con una mano.

A partir de ahí, España ya fue la de los partidos precedentes. Fernando Torres empezó a volver locos a los centrales Metzelder y Per Mertesacker. En el minuto 22 Sergio Ramos centró desde la derecha y Torres cabeceó al poste por encima del gigante Mertesacker.

Alemania no se acomplejó y con la movilidad de Bastian Schweinsteiger, Miroslav Klose y Lukas Podolski puso en apuros a España también.

Pero en el minuto 33 llegó el gol español. Xavi volvió a buscar la velocidad de Torres entre los centrales. Cuando el balón parecía ya en poder de Lahm, por delante de Torres, y Lehmann iniciaba la salida, el español se adelantó al lateral y ante el veterano arquero germano picó con la punta del pie. Un ejercicio de fe y de potencia de Torres, que vivía así por fin su gran noche con la selección.

España siguió yendo arriba martilleando la defensa alemana con su velocidad, y David Silva tuvo la ocasión un minuto después. La primera parte se cerró con la fiesta española en la cálida noche de Viena y con la parte roja del estadio Ernst Happel encendida.

En la segunda parte el error de Lahm le costó el puesto en el once. Joachim Löw, técnico alemán, castigó al héroe de la semifinal -anotó el tanto del triunfo en el último minuto- relegándolo al banquillo y entró en su lugar Marcell Jansen.

España empezó de nuevo dominando, con ese control de balón tan preciso y la firmeza en la zaga que exhibió durante todo el torneo. Iker Casillas era un espectador de lujo de la final y Lehmann, en el otro arco, sufría una defensa endeble y las constantes llegadas españolas. Disparos de Xavi, de Silva, carreras de Torres tras pases al espacio de Xavi, penetraciones de Ramos...

Löw buscó más ataque con la presencia del delantero Kevin Kuranyi por el centrocampista Thomas Hitzlsperger.

En el minuto 59 un error de Carles Puyol se convirtió en una ocasión para Ballack. Löw animaba desde la banda y Luis Aragonés, el técnico español, pedía paciencia y posesión de pelota.

Alemania se revitalizó más con ímpetu que con fútbol. Aragonés buscó control y metió a Xabi Alonso por un desapercibido Fábregas. Poco después entró Santi Cazorla por Silva.

Pero la defensa alemana era incapaz de frenar al ataque español. Lehmann salvó en el 67 un cabezazo de Ramos, Torsten Frings sacó junto al poste un remate de Iniesta y el meta paró de nuevo ante el centrocampista español. Todo en dos minutos.

Y así se llegó a la recta final del partido, completamente bajo control español. Alemania recurrió al "tanque" de origen español Mario Gómez y Aragonés cambió a Torres por Dani Güiza.

España pudo sentenciar en el minuto 81 con una jugada brillante de Marcos Senna, al que le faltaron unos centímetros para rematar. El duelo seguía abierto, aunque más por lo apretado del marcador que por el juego.

Alemania ni se acercó a Casillas y España terminó el partido atacando. Así logró con más comodidad de la esperada el gran triunfo que anhelaba desde hacía 44 años.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (1)
6 de Diciembre de 2016|13:22
2
ERROR
6 de Diciembre de 2016|13:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. me parece perfecto que hayan perdido los alemanesss!!!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016