Deportes

Wimbledon 2008, el "asesino" de los peso pesado del tenis

El principal Grand Slam ha sido el verdugo de la mayoría de los top ten de la raqueta. Nalbandian, Roddick y Ferrer, algunas de las "víctimas". Ivanovic y Sharapova, entre las mujeres.

Casualidad o coincidencia, el modelo 2008 de Wimbledon se parece mucho a un “asesino en serie” de las principales estrellas del tenis mundial, de esas que en la actualidad tienen el privilegio de pasear su juego entre los mejores diez del ranking, tanto de la ATP como de la WTA.

Y ese sueño que todos los tenistas guardan en su cabeza y su corazón, el de alguna vez levantar el trofeo en La Catedral, para la mayoría se hizo añicos y les dejó una sensación de vacío deportivo que será difícil de olvidar, al menos en un futuro inmediato.

Este año, el Grand Slam más importante de la temporada ha sido el verdugo de la mayoría de los peso pesado de la raqueta. Porque, salvo el número uno Roger Federer, el número dos Rafael Nadal, el chipriota Marcos Baghdatis (10) y el francés Richard Gasquet (8), el resto de los top ten mordieron el césped del torneo británico.

Pero los hombres fuertes del circuito no fueron los únicos que se retiraron antes de tiempo del All England. También varias de las mujeres más destacadas del tenis mundial se bajaron del tren del éxito cuando nadie lo esperaba, ni siquiera ellas mismas.

Entre los hombres, el primero en tropezar rápidamente fue el argentino David Nalbandian (7), quien, sin jugar bien, perdió ante el canadiense Frank Dancevic por 4-6, 2-6 y 4-6.

Luego, en la segunda jornada, fue Nikolay Davydenko (4) el que sucumbió en el momento menos pensado. El ruso cayó frente al incipiente alemán Benjamín Becker por un triple 4-6.

Como para no desentonar con lo que venía sucediendo en los días anteriores, la tercera jornada entregó una de las mayores sorpresas del torneo, la eliminación del número tres del escalafón mundial Novak Djokovic. El serbio perdió ante el ruso Marat Safin por 4-6, 6-7 y 2-6 y se despidió del sueño.

El cuarto capítulo de Wimbledon también arrojó un partido que dejó con la boca abierta a más de uno en Londres. En un encuentro intenso y cargado de nerviosismo, el estadounidense Andy Roddick (6) no pudo con el serbio Janko Tipsarevic, quien se quedó con la alegría por 6-7, 7-5, 6-4 y 7-6.

Otro de los top ten que se quedó en el camino en la cuarta jornada fue el estadounidense James Blake (9), quien expuso todo su juego, pero no consiguió doblegar la fortaleza del alemán Rainer Schuettler. El pelado de la vincha perdió por 3-6, 7-6, 6-4, 4-6 y 4-6.

El panorama es preocupante para los top ten. Porque cada día que pasó (desde que se inició el certamen) hubo una estrella del tenis que fue víctima del “asesino serial”. Quizá por esta razón es que el torneo ha brindado un paquete de emociones notable en lo que va de la semana.

Y en la quinta jornada no podía llegar la excepción. Esta vez el turno le tocó a David Ferrer (5), quien luchó, pero nunca logró sobreponerse a un inspirado Mario Ancic. El español cayó ante el croata por 4-6, 4-6, 7-6 y 6-7.

Quién de los top ten seguirá. Quién será el próximo en pasar por la guillotina Wimbledon 2008. Federer, Nadal, Baghdatis y Gasquet son los únicos “gigantes” que continúan en pie. Y no quieren que la historia cambie en la próxima jornada.

Muchos de los apellidos con más peso en el mundo del tenis dijeron adiós en el Abierto de Inglaterra. El “asesino serial” no tuvo piedad con los top ten. Sólo resta esperar cuánto aguantarán Fededer, Nadal, Gasquet y Baghdatis, para conocer a la siguiente víctima.


Los hombres argentinos se despidieron muy rápido

Nalbandian fue el primero de los argentinos en dejar el Wimbledon versión 2008. Pero no fue el único. Detrás el unquillense cayeron Guillermo Cañas, Brian Dabul, Eduardo Schwank, Sergio Roitman y Carlos Berlocq. Ya también se volvieron a casa Agustín Calleri, Martín Vassallo Argüello y Juan Martín Del Potro.

Este año, la “Legión celeste y blanca” no funcionó y las esperanzas argentinas se esfumaron antes de lo pensado. El tenis de la Argentina no pasa por su mejor momento y esto quedó evidenciado en Wimbledon.


Las mujeres siguieron el camino de los hombres

Con la derrota de la número uno del mundo, la serbia Ana Ivanovic, ante la china Jie Zheng por 1-6 y 4-6, en la quinta jornada del torneo, se puso de manifiesto que también las mujeres top ten de la actualidad son víctimas del Wimbledon que derriba estrellas.

La cuarta jornada también arrojó una sorpresa mayúscula. La rusa María Sharapova (3) tuvo un partido para el olvido y cayó frente su compatriota Alla Kudryavtseva por 2-6 y 4-6.
En Imágenes