Porque es bueno competir en carreras

A todo runner le llega el día que se plantea la posibilidad de competir. Tus amigos que ya lo hicieron no paran de entusiasmarte.

 Es normal que al principio se tenga un poco de miedo a dar el paso por la presión tanto física como psicológica que conlleva competir.

A continuación te convenceremos con tres razones fundamentales que deberías considerar si te estás planteando competir:

Competir es disfrutar. La gente que compite se lo pasa bien. El verse envuelto en el mundillo de la competición con todo los corredores a tu alrededor que han pasado lo mismo que tú hace que mucha gente se lo planteé como una pequeña aventura en grupo, y eso es divertido. Al final entre los corredores se muestra respeto y mucha afinidad. Hay multitud de carreras y variantes de las mismas, imaginare correr por un circuito que pasa por delante del barrio donde vives o por sitios que frecuentas menudo o por parajes naturales que son espectaculares, correr arropado por familiares y amigos que te animan… es fácil que al final corras con una sonrisa en la cara.

Competir es gratificante. Esto es así de simple. Te has marcado un objetivo y te has esforzado para cumplirlo. A lo mejor mucha gente no entiende el por qué quieres participar en una competición si no vas a quedar el primero, pero solo tú sabes que lo que te espera al final de la carrera cuando estés a pocos metros de terminarla. Para vivir lo que se siente al cruzar la meta simplemente hay que llegar hasta ella y cruzarla. Secreto de runner.

Competir es un misterio. Por mucho que estés preparado para la carrera, justo antes de que den el pistoletazo de salida nunca sabes realmente lo que va a pasar, como te vas a sentir o que es lo que vas a ver. Sentir esos nervios y ganas de darlo todo justo antes de empezar no tiene precio.

945861 10151422177940779 1144107884 n


Fuente: Be runner my friend

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 02:15
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 02:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"