Deportes

Maravilla está muy mal, pero volverá a pelear

Sampson Lewkowicz, promotor del boxeador, dijo que el quilmeño "va a un psicólogo porque no puede dormir", pero que tendrá una pelea más.

El asesor del ex campeón mundial Sergio "Maravilla" Martínez admitió que el boxeador "está muy mal" tras haber perdido la corona de los medianos ante el boricua Miguel Cotto, por nocaut técnico en el Madison Square Garden, el pasado 7 de junio.

"Va a un psicólogo porque no puede dormir de noche. Dice que no puede vivir sin saber si está realmente acabado", declaró el uruguayo Sampson Lewkowicz. Hace menos de un mes, el promotor había dicho que se trató de "la peor pelea de su carrera" y que el quilmeño regresaría "para probar que es una súper estrella del boxeo, que simplemente tuvo una mala noche".

El bonaerense no combatía desde el 27 de abril de 2013, cuando ya se lo había visto en malas condiciones ante el británico Martin Murray en el estadio de Vélez Sarsfield. Aquella vez sufrió para alcanzar la distancia pactada y sólo pudo conservar el cetro gracias a un fallo localista.

Por lo tanto, lo único concreto hasta el momento es que el pugilista se someterá el mes próximo a una revisión médica exhaustiva en Nueva York. "Queremos saber si tiene algo que no se ve, porque el objetivo es medirse con uno de los mejores diez del ranking. Habíamos pensado en el Luna Park, pero HBO extendió su contrato, así que es más probable que vuelva a boxear en Estados Unidos", agregó Lewkowicz en una nota con La Voz del Interior. "Maravilla" tiene 39 años y acumuló 51 triunfos, 28 de ellos por nocaut, tres reveses y dos empates.

¿Qué sentís?
88%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre12%Indiferencia
Opiniones (3)
6 de Diciembre de 2016|05:32
4
ERROR
6 de Diciembre de 2016|05:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SERGIO GABRIEL "MARAVILLA" MARTÍNEZ Gran boxeador, muy técnico. Disfruté mucho algunas de sus muy buenas peleas, pero siempre tuve claro que NO ES DE PRIMERA LÍNEA. Él siempre decía que, como campeón, quería enfrentar a los mejores y pedía a Floyd Mayweather y a Manny Pacquiao. Marketing puro porque no puede pesar lo mismo que estos boxeadores (quizás hubiera podido encontrarse con Mayweather en 70 Kg, nunca con Pacquiao que es más liviano y no puede llegar a los 70 Kg y no creo que Martínez pudiera pelear pesando menos que eso). Pero, además del imposible físico del peso, todos los que nos gusta el boxeo tenemos claro que nunca tuvo la categoría suficiente para enfrentar a esos monstruos. Fue un muy buen campeón en esa especie de segunda línea que han inventado hace unos años (campeón latino, campeón interino, campeón de . . . qué se yo, hasta un título de campeón de diamante, le dieron a él) y con eso supo currar muy bien (dicen que ha hecho mucha guita). Deportivamente no le daba para más. Solo enfrentó a dos de primer nivel (y no de los mejores) Antonio Margarito y Miguel Cotto, con uno de ellos se fue a la lona y con los dos perdió mal antes del límite (especialmente esta última). Se dio el gusto de picudear durante meses hasta conseguir la chance frente a un campeón de pacotilla como era Julio César Chávez Jr. y lo venció con claridad. Sin embargo, un error de principiante en esa pelea le hizo visitar la lona y casi le cuesta una derrota (salir del clinch sin levantar las manos es una de las formas más seguras de comerse la contra de cross, frente a un rival de primera línea hubiera sido un KO casi seguro). Contra Cotto se olvidó de su propio plan de pelea (el que él mismo había anticipado y que era el más lógico) y salió a cambiar golpes en el primer round. Ahí, de entrada no más, se vio que lo que le falta es algo que ni el entrenamiento ni el quirófano le van a dar: SOLIDEZ (un faltante que tampoco van a poder disimular esos ridículos pantalones enormes que le tapaban las rodilleras). Johan Cruyff dijo una vez: "El fútbol empieza en la cabeza y termina en los pies". Muy cierto. No menos cierto ha de ser que el box empieza en las piernas y termina en los puños, pasando por la cabeza y por el corazón. Si no tenés más piernas, YA NO SOS BOXEADOR. Retirate, pibe, ya la hiciste y muy bien hecha. Te agradezco, como aficionado a este rudo deporte, las excelentes exhibiciones de buen boxeo que hiciste algunas veces. Fuiste muy bueno y muy digno (nunca te faltaron huevos, tampoco contra Cotto), pero ya está. Retirate, una próxima pelea puede costarte caro, MUY CARO. El box NO ES JODA. Con eso no de juega, che.
    3
  2. Si al lado tiene gente buena, le tienen que decir que se retire...hay una vida despues del boxeo.Espero no cometa los errores de tantos grandes campeones de querer volver cuando se avisora el ocaso...
    2
  3. FUERZA CAMPEÓN!!!!!!!!
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016