Consejos para que tus zapatillas duren más

Es importante cambiar las zapatillas cada 800 kilómetros, pero comprarse unas zapatillas cada dos meses puede salir un poco caro.

Utiliza las zapatillas de correr sólo para hacer deporte. Aunque suelen ser muy cómodas intenta no utilizarlas en tu día a día para realizar otro tipo de actividades.

Cuando te quites las zapatillas de running, desabrocha los cordones y ayúdate con las manos. Muchas veces, por las prisas o por pereza, pisamos la parte de atrás de la zapatilla y sin desabrochar los cordones nos las quitamos. Así lo único que conseguimos es deformar la zapatillas y romper los cordones.

Cuando terminas de entrenar es normal que las zapatillas estén húmedas por el sudor. No las pongas directamente sobre el radiador para secarlas. El calor estropea el cuero y otros materiales. Para eliminar la humedad, afloja los cordones, saca las plantillas y deja que se sequen al aire libre. Si queres que se sequen más rápido pon hojas de papel de periódico dentro.

Alterna las zapatillas. Si salis a correr casi todos los días, es mejor que tengas dos pares de zapatillas para ir alternando, de esta forma recuperan mejor la amortiguación y se secan adecuadamente.

Guarda el calzado en un sitio fresco y seco. No lo dejes nunca en la bolsa de deportes o en el maletero del coche.

No las metas nunca en el lavarropas. Si necesitas limpiarlas utiliza un cepillo, jabón y agua fría. Después déjalas al aire libre para que se sequen.


Para despedirnos te dejamos con un truco para limpiar las zapatillas de deporte.

Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 19:06
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 19:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"