Correr por aquellos que creen que no pueden

Una historia muy inspiradora. Rick y su papa Dick Hoyt han participado en 255 triatlones, 72 maratones e incontables carreras mas.

El Equipo Hoyt esta conformado por el padre Dick Hoyt, e hijo Rick Hoyt, que competían juntos en maratones, triatlones y otros desafíos físicos. Rick tiene una discapacidad adquirida al momento de nacer por falta de oxígeno a su cerebro ya que su cordón umbilical se enredó alrededor de su cuello lo que le originó una parálisis cerebral. Dick lo lleva en una silla especial acoplada al frente de su bicicleta, lo arrastra en un bote especial cuando ellos nadan y lo empuja en una silla de ruedas adaptada cuando ellos corren.

Rick nació cuadraplejico, pero con muchas ganas de luchar y mucho amor por el deporte. Sus carreras comenzaron gracias a Rick, quien le dijo a su papá que quería participar en una carrera benéfica por un deportista quien debido a un accidente había quedado paralítico.

4


Al final de esta carrera Rick le dijo a su papa “Papá, cuando corremos no me siento discapacitado” – este increíble sentimiento fue solo el comienzo de las carreras, que hoy suman a mas de 1000, entre triatlones, ironman, duatlones, maratones y carreras de ciclismo.

Ninguno de los dos esta listo todavía para tirar la toalla. Sigue sus carreras y mas enteamhoyt.com

Su mensaje, muy simple:

Corremos por aquellos que creen que no pueden

Durante los últimos 35 años, Dick, de 72 años, ha empujado y tirado de su hijo por todo el país, pasando sobre cientas líneas de meta. Cuando Dick corre, Rick está en una silla de ruedas que Dick va empujando. Cuando Dick va en bicicleta, Rick están en un asiento especial sujeto al frente de la misma. Cuando Dick nada, Rick está en una pequeña pero pesada balsa, estabilizada firmemente, que es empujada por Dick. 

6


Es difícil imaginar la resistencia que encontraron los Hoyt al inicio, pero la actitud cambió cuando entraron a la Maratón de Boston en 1981, y terminaron en el primer cuarto del campo. “Nadie quería a Rick en una carrera de caminos. Todos nos miraban, nadie nos hablaba, nadie quería tener nada que ver con nosotros. Pero no los culpaba, la gente normalmente no está educada, y nunca habían visto nadie como nosotros. Sin embargo, con el paso del tiempo, se dieron cuenta de que era una persona como cualquier otra. Además, él tiene un gran sentido del humor.”

Después de 4 años de maratones, el equipo Hoyt intentó su primer triatlón, por lo que Dick tuvo que aprender a nadar. “Me hundí como piedra al inicio”, recuerda Dick sonriendo, “y no me había subido a una bicicleta desde que tenía 6 años.”

Con una bicicleta adaptada para cargar a Rick en el frente, y un bote atado a la cintura de Dick mientras nadaba, los Hoyt llegaron segundos – en la competición que se llevó a cabo el día del Padre en 1985. “Ese fue mi regalo de Día del Padre de Rick”, dice Dick

Captura

Desde esos días continúan compitiendo, en casa y en el extranjero. Generalmente tratan de mejorar sus tiempos de llegada. “Rick es el que me inspira y motiva por la manera en que ama competir y los deportes”.

Rick contesta diciendo: “Mi padre es mi modelo a seguir. Una vez que se decide a hacer algo, hace lo posible por lograrlo, no importa que sea. Por ejemplo, cuando decidimos participar en un triatlón, papá entrenó, hasta 5 horas al día, 5 veces a la semana, incluso cuando estaba trabajando”.

Esto nos demuestra que Rick a pesar de sus problemas, no se rindió nunca por su discapacidad a la hora de cumplir su sueño deportivo y los padres de Rick tampoco se dieron por vencidos y no cogieron la opción de sacrificar a una persona que ojalá sea conocida en todo el mundo por su persistencia y esfuerzo personal y sea un ejemplo a seguir de muchas personas. 

Más información en http://www.teamhoyt.com/

5

Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 19:27
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 19:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"