El recomendado de la semana: "Obras completas" del Conde de Lautréamont

Reedición de una breve pero contundente producción que influyó en los destinos de la poesía surrealista y, en consecuencia, de allí en adelante.

Isidore Ducasse, el Conde de Lautréamont, falleció a los 24 años. Nació en Uruguay en 1846 y murió en Francia en 1870, y su obra, breve pero de una contundencia que traspasaría los siglos, fue lo suficientemente revolucionaria como para considerar que su percepción de lo poético, del acto poético, influyó la poesía desde entonces.

El recomendado de esta semana es, justamente, la reedición de parte de la Editorial Argonauta de Obras completas (Los cantos de Maldoror – Poesías – Cartas), compilación de escritos del Conde de Lautréamont con prólogo de Aldo Pellegrini.

La irreverencia del humor negro, la solidez de las imágenes que nacen de lo onírico, la percepción de la vida como un espacio de liberación, una suerte de protocrítica a un modelo que imponía la modernidad y a su positivismo, que por entonces ya mostraba las grietas que luego se transformarían en Auschwitz. Todos los elementos de una poesía que se sostenía en sí misma ya estaban en la obra de Isidore Ducasse.

Dice Aldo Pellegrini sobre la influencia de la obra de Ducasse en las futuras generaciones de poetas, que esta “se nos aparece como el eslabón de una gran cadena que se extiende en el tiempo, a través de la historia, y que forman todos aquellos que buscan permanentemente, obsesivamente, la salvación del hombre sobre la Tierra, afirmándolo en su condición vital, creadora, en su necesidad de realizarse como ser concreto e individual, sin trabas absurdas”.

Excelente síntesis de la liberación que la obra del Conde de Lautréamont impulsa, esa liberación que empieza por una de las cosas que con más poder definen a la humanidad: la palabra.

Obras completas conde lautréamont tapa


Realismo llevado hasta sus últimas consecuencias

Mario Pellegrini es el actual director de Editorial Argonauta y es, consecuentemente, el responsable de esta reedición de las obras de Isidore Ducasse. MDZ Online se comunicó con él para profundizar en la importancia (y, por qué no, necesidad) de reeditar este volumen.

Historizando, Pellegrini es concluyente al sostener:

La importancia de la obra de Ducasse en la evolución de la poesía y la literatura modernas se considera hoy fundamental. Quizás más aún en la actualidad, donde la vigencia de esa obra resulta sorprendente ante la abrumadora banalidad globalizada de cierta cultura de consumo. Los surrealistas descubren la obra de Lautréamont, casi por azar, en los inicios de su desarrollo. Se trataba de una obra desconocida, de un autor desconocido. En ese sentido, fue un encuentro trascendente. La obra de Lautréamont encontró a sus destinatarios, y los surrealistas encontraron en esa obra el fundamento teórico y espiritual que estaban buscando. Una frase de André Breton, al descubrirlo, sintetiza esta situación: "Ahora, sólo ahora, se sabe que la poesía debe llevar a alguna parte". La traducción de Aldo Pellegrini, pionero del surrealismo argentino, hace ya 50 años, también se considera la versión definitiva en lengua castellana de esta obra fundamental. Como era de suponer, a partir de esta traducción, se sucedieron en el tiempo una serie de supuestas nuevas traducciones, sobre todo en España, que con el mecanismo de la manipulación de las traducciones nos ofrecieron una serie de híbridos para consumo del lector desprevenido. Algunos intentan clasificar la obra de Lautréamont dentro de la literatura fantástica, en oposición a cierto supuesto "realismo". Habrá que elucidar qué entendemos por realismo. En nuestro medio fue Zelarayán quien clarificó el tema, hablando del cuento El Horla, de Maupassant. Este autor escribió una primera versión del cuento -englobado por algunos críticos en la categoría de "literatura fantástica"- en tercera persona. Años después, devastado por su propio drama personal, Maupassant escribe la versión definitiva de ese cuento en primera persona. "¿Literatura fantástica? -dice Zelarayán- ¡vamos!, se trata de realismo, de realismo llevado hasta sus últimas consecuencias".

Por todo esto, la reedición de Obras completas de Isidore Ducasse es (y seguirá siendo cada vez que se reedite) un acto a saludar y una forma de reivindicarnos ante el absurdo vital.

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|03:05
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|03:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016