Deportes

La triste historia de Carlitos Tévez, con final feliz

Segundo Tévez no es su padre biológico, sino un tío que lo adoptó, luego de que su madre lo abandonara y su padre muriera. Conocé la tremenda vida del futbolista.

Carlos tenía cinco años cuando su padre (del mismo nombre) fue asesinado de 23 balazos en Fuerte Apache. El niño aún no tenía su apellido, y su madre biológica, Fabiana Martínez se había ido de casa cuando el pequeño tenía sólo seis meses.

La infancia de Carlitos estuvo marcada por muchos episodios dolorosos, cuando tenía apenas 10 meses, el agua hirviendo de una pava cayó encima de su rostro, lo llevaron rápidamente al hospital, pero envuelto en fibras de nailon, la quemadura empeoró, y el pequeño estuvo en terapia intensiva casi dos meses, quedándole graves secuelas en la cara y en el cuello.

Cuando se repuso, Carlitos quedó a cargo de sus tíos maternos, Adriana Martínez y Segundo Tévez, ambos vivían en el primer piso de la Torre 1 de3 Fuerte Apache.

Carlitos empezó a jugar a la pelota en el club Santa Clara, en el Fuerte, una canchita que se fundó junto con la iglesia y una radio comunitaria, de acuerdo con el diario Clarín.

En el verano de 1989 llegó al Fuerte un enviado del club All Boys en busca de nuevos talentos, por ese entonces, Carlitos tenía cinco años pero logró cautivar al hombre.

No te lo puedo mandar porque no tiene zapatillas", le dijo Segundo. Pero el entrenador insistió: "Le puedo conseguir algunas prestadas, dejámelo llevar".

Desde ese momento la carrera del futbolista fue en ascenso, pero Carlitos recibió una mala noticia desde Buenos Aires, Juan Alberto, el único hermano biológico con quien todavía conversaba, junto a su cuñado Carlos Ávalos habían quedado detenidos por el asalto a un camión blindado. El futbolista estaba jugando en el Manchester United y, desde ese momento, decidió cortar definitivamente su vínculo.

No así con su familia adoptiva, con quien mantiene una estrecha relación. Cada mes, según el diario El Mundo, Carlitos les envía dinero a Adriana y Segundo. Además les pagó el viaje a sus hermanos adoptivos para que llegaran hasta Sudáfrica, donde pudieron verlo en el Mundial del 2010, cuando fue una de las figuras del equipo que conformó Maradona.

Hoy, en plena pretemporada con la Juventus de Italia, el "Apache" debió enfrentar una conmocionante noticia, que afortunadamente terminó bien, su padre del corazón había sido secuestrado y ocho horas después, Segundo Tévez fue liberado, tras el pago de un cuantioso rescate.

El futbolista estuvo en el programa Secretos Verdaderos, de Luis Ventura contó como andaba por el barrio "mangueando monedas":

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (5)
4 de Diciembre de 2016|09:14
6
ERROR
4 de Diciembre de 2016|09:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es digno de admiracion este muchacho ,se merece lo que tiene ,y mucho mas , mas grande sus logros dado las peripecias de la vida y sin embargo no cayo en nada raro ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    5
  2. Un gran tipo y no cayó en droga ni en joda, y si, debio estar en la selección eso no tiene discución
    4
  3. Por sobre todo lo que da es esperanza de lo que puede el amor en un chico con todo en contra: abandonado, carenciado. Cómo cambiaría el país con más padres adoptivos así, y con más deporte como salida. Historias de vida para tener en cuenta nosotros los adultos.
    3
  4. Hummmmm???????????????????????????????????????????????????????
    2
  5. No me digan que al leer esta historia no les da mas bronca que no lo hayan convocado al Mundial????
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016