El dibujo más pequeño, hecho con 20 átomos

Los científicos lograron colocar átomos individuales de bromo sobre una superficie de cloruro de sodio para construir la forma de la cruz suiza.

La manipulación de la materia alcanzó un nivel impensado hasta ahora luego de que un equipo de científicos suizos, finlandeses y japoneses consiguió colocar 20 átomos individuales en una superficie totalmente aislante a temperatura ambiente para lograr la forma que querían: una cruz suiza.

Desde la década de 1990, los físicos han tenido un grado de control lo bastante elevado sobre superficies conductoras o semiconductoras como para colocar átomos individuales en áreas determinadas, si bien han tenido que trabajar dichas superficies a temperaturas por lo general bajísimas. En cambio, hacer lo mismo en superficies aislantes a temperatura ambiente ha conducido a reiterados fracasos.

Ahora, el equipo internacional de Shigeki Kawai y Ernst Meyer, del Departamento de Física en la Universidad de Basilea, en Suiza, presenta la primera manipulación atómica sistemática sobre una superficie aislante a temperatura ambiente. Usando la punta de un microscopio de fuerza atómica, los científicos colocaron átomos individuales de bromo sobre una superficie de cloruro de sodio para construir la forma de la cruz suiza. La diminuta cruz, de 5,6 nanómetros, está hecha de 20 átomos de bromo y fue creada intercambiando átomos de cloro por átomos de bromo. Este experimento representa el mayor número de manipulaciones atómicas logrado hasta ahora a temperatura ambiente.

Esta proeza tecnológica demuestra la viabilidad de la manipulación atómica sistemática a temperatura ambiente, usando métodos como el empleado en el experimento, y abre la puerta a la creación de una nueva generación de sistemas electromecánicos, dispositivos avanzados de almacenamiento de datos a escala atómica, y circuitos lógicos.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

En Imágenes