Vuelve el bestiario de Griselda Gambaro

Hay, desde Esopo en adelante, una búsqueda de hallar en esos seres que conviven con nosotros las respuestas que como humanos no podemos darnos.

Hormiga, mosca, colibrí, caballo, bicho bolita, jirafa, perro, gato y varios animales más de los que somos reflejo en tanto vida, en tanto actitud, en tanto aptitud para adaptarnos a las situaciones.

Ahí apuntó Griselda Gambaro con su colección de cuentos breves Los animales salvajes, que Alfaguara reeditó recientemente.

Los animales salvajes, Griselda Gambaro, Tapa

En la tradición de los relatos en los que los animales potencian sus características, entablan diálogos con los humanos, nos intimidan y dejan tras de sí una estela de reflexión que nos cuestiona como forma de vida inteligente, los cuentos que Gambaro ofrece en este libro podrían perfectamente tener solamente a humanos como protagonistas.

Pero no es así, porque hay una elección (además de todas las elecciones estéticas y formales de la autora) que le da más intensidad a los relatos, más contundencia, porque nunca puede ser lo mismo extrañar a un ser humano que extrañar a una hormiga y que el vacío que esa ausencia deja es del tamaño de un universo.

Hay, desde Esopo en adelante, una búsqueda de hallar en esos seres que conviven con nosotros (tal vez no en la casa, pero sí en el planeta) las respuestas que como humanos no podemos darnos, y Gambaro da un paso más, nos hace dar un paso más.

Intensos, con diálogos de una gran solidez, con tramas que se refuerzan tras cada palabra, cada uno de los cuentos de Los animales salvajes es un mundo en sí, y estamos invitados a recorrerlo.

Alejandro Frias 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:39
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016