Deportes

México celebra los beneficios del retorno de la F1

El Gobierno de ese país estima en 2.000 millones de dólares los dividendos que dejará el retorno de esa categoría al país.

Las autoridades mexicanas anunciaron oficialmente este miércoles que organizarán en noviembre de 2015 una carrera del Mundial de Fórmula 1 por primera vez en 23 años, y esperan una derrama económica de unos 2.000 millones de dólares durante los próximos cinco años.



La competencia "representará un beneficio económico cercano a los 2.000 millones de dólares, que a su vez generará más de 18.000 empleos directos e indirectos", dijo la secretaria (ministra) de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, en una conferencia ante decenas de empresarios y políticos en la capital mexicana.



México, que albergó la última carrera de Fórmula 1 en 1992, se aseguró un lugar en el máximo circuito por cinco años con posibilidad de que se extienda por más tiempo, un anuncio que fue tomado con euforia por los pilotos mexicanos Esteban Gutiérrez y Sergio Checo Pérez.



"Que increíble noticia!! Tendremos Gran Premio de México!! Un agradecimiento especial a todas las personas que hicieron este sueño realidad!!", dijo Gutiérrez (Sauber) en su cuenta de Twitter. 


Que increíble noticia!! Tendremos Gran Premio de México!! Un agradecimiento especial a todas las personas que hicieron este sueño realidad!!   

"Tenemos GP (Gran Premio) en México!!! Sin duda uno de los días más especiales en mi Vida! Gracias!!!!!", festejó a su vez en la misma red social Checo Pérez, actualmente en la escudería Force India.

Acompañada del alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, la ministra añadió que el Gran Premio de México "constituye un esfuerzo de inversión pública-privada por un monto en promedio anual por 72 millones de dólares".

El escenario de la carrera del máximo circuito automovilístico será el autódromo Hermanos Rodríguez, construido en 1962 precisamente para la primera competencia ese año de la Fórmula 1 en México.

El circuito requerirá una "remodelación completa" y tendrá "de una a cuatro curvas", dijo Alejandro Soberón, presidente de CIE (Corporación Interamericana de Entretenimiento), la administradora del autódromo.

En el nuevo diseño, "el trazo (de la pista) mantiene la esencia original del autódromo pero se vuelve más desafiante y seguro para los pilotos", añadió Soberón.

México estuvo contemplado en el calendario inicial de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para el Mundial 2014, pero finalmente fue retirado.

El interés por la Fórmula 1 resurgió en el país latinoamericano con la llegada al circuito de Checo Pérez en 2011 y de Gutiérrez dos años después.

 

En Imágenes