Fósil de dinosaurio con plumas aclara cómo pudieron volar

Con un peso de unos 4 kg y una longitud de 1,2 metros , el Changyuraptor fue, hasta donde se sabe, el más grande de todos los dinosaurios de “cuatro alas”.

Uno de los grandes interrogantes de la ciencia respecto de la evolución en nuestro planeta tiene que ver con la forma en la que los dinosaurios comenzaron a volar, y ahora han aparecido fascinantes detalles sobre esto, a partir del hallazgo y posterior análisis de un fósil perteneciente a un dinosaurio carnívoro con plumas excepcionalmente largas.

El fósil, descubierto en China por un equipo internacional liderado por el paleontólogo Luis Chiappe, director del Instituto del Dinosaurio, adscrito al Museo de Historia Natural de Los Ángeles, EEUU, presenta una larga cola con plumas que los investigadores creen que fue esencial para reducir la velocidad de descenso y garantizar aterrizajes seguros.

El dinosaurio, que vivió hace 125 millones de años y llamado Changyuraptor yangi, fue encontrado en la provincia de Liaoning, en el nordeste de China, un lugar que ha sido el escenario de una oleada impresionante de descubrimientos sobre dinosaurios con plumas durante la última década. El fósil recién descubierto, extraordinariamente conservado, ostenta un grupo completo de plumas que le recubren todo el cuerpo, incluyendo las plumas extralargas de la cola. Con una longitud de unos 30 centímetros, las asombrosas plumas de la cola del Changyuraptor son las más largas de cualquier dinosaurio conocido hasta el momento.

Los análisis de la microestructura ósea, realizados por Anusuya Chinsamy, de la Universidad de Ciudad del Cabo en Sudáfrica, muestran que el espécimen era un adulto que ya había alcanzado su mayor tamaño. Con un peso de unos cuatro kilogramos y una longitud de 1,2 metros , el Changyuraptor fue, hasta donde se sabe, el más grande de todos los dinosaurios de “cuatro alas”. Estos dinosaurios, comparables a aves rapaces, son apodados “de cuatro alas” porque las largas plumas unidas a las patas tienen la apariencia de un segundo grupo de alas.

En cualquier caso, estas plumas largas unidas tanto a las patas como a los “brazos” de estos primitivos depredadores han llevado a los investigadores a la conclusión de que los dinosaurios de cuatro alas eran capaces de volar. 

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:43
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016