Ortorexia: cuando comer sano se vuelve una obsesión

Buscamos cuidarnos más, comer con menos calorías y ejercitarnos con mayor frecuencia, pero debemos tener mucho cuidado de no caer en extremos.

 La ortorexia es un trastorno de tipo obsesivo compulsivo que se caracteriza por realizar una selección extrema de alimentos saludables. Se eliminan alimentos "peligrosos" como pueden ser aquellos que no son nutricionalmente adecuados o aquellos que llevan un proceso industrial o contienen aditivos como colorantes, conservantes u otros.

La obsesión por comer sano no sólo se limita a la selección y apetencia por determinados alimentos, sino también, a la forma de preparación de los mismos y a los materiales usados para ello.

Shutterstock 116541337 600px

Las personas con más riesgo de sufrir ortorexia son aquellas que se caracterizan por ser meticulosas, presentar un orden exagerado en su vida y buscar la perfección. Los atletas de elite, los culturistas, los adultos jóvenes y las personas de nivel socioeconómico alto son los grupos más vulnerables a padecer este trastorno obsesivo compulsivo, que lejos de conducir a una alimentación más sana perjudica la salud del organismo.

Cómo identificar la presencia de ortorexia

Las personas que padecen la enfermedad como hemos dicho, son exigentes al extremo consigo mismas y desarrollan todo un ritual alrededor de la comida, ya que buscan cocinar con un material o dos materiales específicos y comer sólo alimentos naturales y sanos, es decir, sin aditivos, sin proceso industrial y con adecuada distribución de nutrientes de calidad.

Si éste ritual no puede llevarse a cabo porque no son ellos los que cocinan, se desarrolla unasensación de culpabilidad y preocupación por haber transgredido sus ideales.

A los fines prácticos algunos signos que se presentan y pueden ayudar a identificar la ortorexia son:

  • Planificación de las comidas con muchos días de antelación
  • Renuncia a la ingesta de alimentos que gustan y agradan porque no son "buenos o saludables".
  • Sentimiento de culpa cuando se come lo que no se quiere o no se debe
  • Rechazo a comer fuera de casa por la imposibilidad de controlar lo que se come
  • Aislamiento social por no poder compartir con amigos y/o familia los alimentos consumidos de forma habitual.
  • Sentimiento de paz y control cuando se come lo que se considera sano
  • Pensar más de 3 horas diarias en las comidas.

Éstos son algunos de los signos que nos pueden conducir a sospechar de la presencia de ortorexiaen una persona.

Consecuencias y conclusiones

650 1000 ortorexia3

Las personas que tienen ortorexia presentan un trastorno alimentario caracterizado por la obsesión y la compulsión, lo cual conlleva la exclusión de determinados alimentos de la dieta, comportamientos de irritabilidad debido al progresivo aislamiento social, sentimientos de frustración yautoexigencia extrema.

Con el paso del tiempo, los ortoréxicos pueden negarse a comer carnes y grasas, o eliminar grupos enteros de alimentos, lo que conduce a mayor riesgo de sufrir carencias nutricionales y un malestar continuo a nivel emocional por eliminarse la función social de la comida que permite compartir con otros el momento de alimentarse.

Además, ya no se siente placer al comer, sino simplemente se busca el orden y el cumplimiento con las comidas. Por ello, la ortorexia que comienza como la intención de comer sano, culmina perjudicando la salud física y emocional desde varios aspectos.

Lo importante es detectar a tiempo la presencia de este trastorno y realizar un abordaje integral para recuperar la conducta alimentaria normal que debe buscar tanto la ingesta de alimentos por necesidad como por placer, y debe permitir comer en sociedad.

La flexibilidad es clave para que la alimentación no se vuelva una obsesión, por ello, cuando empezamos a cuidarnos para vernos y sentirnos mejor, es fundamental no caer en extremos, pues lejos de cuidar la salud un trastorno como la ortorexia perjudica el organismo grandemente.

No debemos olvidar que una alimentación sana incluye todo tipo de alimentos, es placentera y nos permite sentirnos bien tanto por dentro como por fuera sin volverse el centro de nuestra vida.


Fuentes; Gabriela Gottau / Vitonica /  ALAN v.57 n.4 Caracas dic. 2007 (Scielo) y EUFIC  


Opiniones (0)
17 de octubre de 2017 | 12:56
1
ERROR
17 de octubre de 2017 | 12:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"