Deportes

Crivelli le "pegó" a Pichot y ahondó sobre la crisis del rugby en Mendoza

El Tano, uno de los históricos del rugby mendocino y ex entrenador de la selección habló sobre los problemas del deporte a nivel nacional y provincial.

José Luis Crivelli, un histórico del rugby mendocino y del Mendoza RC habló con MDZ e hizo un análisis minucioso sobre el presente del deporte tanto a nivel provincial como nacional.

- Analizando la actualidad del rugby mendocino, con el seleccionado por primera vez en la B, ¿ qué opinión te merece esta situación?

- El hecho de estar en 2ª división por primera vez en la historia, cuando siempre Mendoza fue uno de los 3 o 4 grandes, es llamativo y preocupante. En la época que yo jugaba eran: Mendoza, Buenos Aires, Córdoba y Rosario, después se agregó Tucumán. Esos eran los equipos más importantes, siempre con supremacía por parte de Buenos Aires. La brecha con los demás era muy grande.

El año pasado nos pasaron cosas que no nos habían pasado nunca, perdimos de local con equipos que jamás nos habían ganado de local. De esto hay que hacer una lectura profunda e intentar que no vuelva a pasar, porque el hecho de cambiar de entrenador no sirve, hay que cambiar de manera estructural.

- ¿Los procesos no existen?

- Yo ahora estoy un poco alejado, pero por lo que se ve, parece que los procesos no existen o por lo menos una mirada para ver que hay en el rugby mendocino.

- ¿Conocés a los dirigentes actuales, te parecen aptos?

- A los dirigentes del rugby mendocino los conozco pero no tengo trato. Conozco al presidente porque es de mi club y del resto no podría opinar.

- Cuando comparás tu época con la actual, ¿ cómo se trabajaba en ese tiempo?

- A pesar que no habían muchos fondos, en mi época teníamos mucho apoyo de las autoridades, por eso nos esforzábamos el doble porque nos parecía poco lo que nos daban. Pero siempre tuvimos apoyo de la federación.

Tuve la suerte que me pidieran que me hiciera cargo del seleccionado y me dejaron elegir a mis colaboradores, no me los impusieron. Uno tiene que tener a alguien de confianza como colaborador sino no se puede trabajar.

Me pasó a mi en la década del 90 cuando fui colaborador de Eduardo Terranova, época exitosa. Agarramos un equipo que venía de ganarle por primera vez en la historia a Inglaterra. Y ese equipo se desmembró, “Chipi” me buscó y no dudé en ir a colaborar con él porque no solo somos amigos, sino que también habíamos entrenado juntos en el Mendoza, entonces ya nos conocíamos bien.

Esa es la manera de conducir, hay que ir a buscar a alguien que coincida con el pensamiento de la dirigencia, que piense que es el adecuado y darle tiempo para que trabaje. Parece que no todos pensamos así, porque esto no ha pasado.

- ¿Y hoy como vez al seleccionado provincial en este proceso de volver a primera?

- En este momento, en la B, están entrenado al equipo dos personas que a mi me merecen respeto porque los he entrenado y son excelentes personas. Espero que les vaya muy bien aunque no se que relación y apoyo tienen de la dirigencia.

Política siempre hubo, pero antes tenía mucho menos incidencia que ahora. Eso le hizo mal al rugby.

El tema con poner un entrenador de cada club no me parece que correcto. Porque cada uno tiene su forma de pensar y ver el rugby, y es difícil ponerse de acuerdo cuando venís de lados diferentes.

- Contale al público lo que estábamos hablando en el corte, que es muy interesante...

- Estábamos hablando del año 2007, que fue el mejor de toda la historia del rugby argentino. Ese año el estilo de juego fue muy táctico. Fue una planificación muy buena de Lofreda y llevada a cabo de forma excelente por los jugadores.

Ese año coincidió todo, había un excelente cuerpo técnico y la calidad de jugadores era espectacular. Después de ese tercer puesto, algunos se fueron de la Selección, otros entraron en el declive de su carrera por su edad y demás. Lo que sí hay que decir que el recambio no fue lo que esperábamos.

- ¿Y lo que vino después?

- La gestión de Tati Phelan no fue buena, fue pobre. Me parece que él que fue un gran jugador, con un coraje tremendo, un jugador distinto. No fue lo mismo como entrenador, me parece que lo puso Pichot al frente del seleccionado. No hubo un estudio para elegir el mejor reemplazante de Lofreda. Para llegar a dirigir a un seleccionado nacional hay que pasar por varias etapas y Phelan no las tuvo. Dirigió al CASI y salió quinto. Fue un capricho de Pichot.

- ¿Qué opinas de Agustín Pichot?

- Para mi es complicado analizar a Pichot. Fue realmente un extraordinario jugador, con una tremenda trayectoria, muy inteligente, un líder. Pero fuera de la cancha es otra cosa.

Cuando el comienza su labor dirigencial, que es una labor que tiene mucho que ver el dinero. Cómo se hace llegar plata a la UAR, sponsors y demás situaciones relacionadas con el dinero.

Por un lado, es un tipo que abre la puerta de la International Rugby World sin pedir permiso, osea que no hay otro en Argentina que tenga el acceso a los lugares que tiene el. Y ha logrado resultados para Los Pumas muy buenos: como poder jugar el Tres Naciones.

Ahí es donde se produce la grieta, porque todo el dinero que entra a la UAR va de la mano de Pichot, por lo que el hace su negocio.

Es muy difícil hacer coincidir los negocios propios con el bien común.

Entonces para mi Pichot es eso, un extraordinario jugador, capitán de Los Pumas en su época más dorada y por otro lado está el dirigente.

Escuchá acá la nota completa con el Tano Crivelli.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|16:55
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|16:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic