Dejá de pelear con las estadísticas, acá está la solución

Llega la respuesta a todos los problemas con esas cifras que nunca terminan de entenderse. Un libro en el que las matemáticas son divertidas.

Abrimos un diario y hallamos un artículo que nos dice que la canasta familiar aumentó un determinado porcentaje, cosa que se entiende claramente. Pero más adelante dice que la pobreza es de, supongamos, ocho por ciento, y de inmediato agrega que eso marca una disminución del 18 por ciento respecto de la última medición.

“¡¿Cómo?!”, podrá preguntarse, admirarse y un montón de “arse” más quien está leyendo esto sobre la pobreza y de estadísticas entiende menos que de mecánica cuántica, porque lo que puede plantearse (si tiene un poco de ganas) es cómo es eso de ocho por ciento y después 18 por ciento, cifras que siempre vienen acompañadas de otras que siguen hablando de porcentajes, las cuáles, para colmo… “¡Basta!”, gritará entonces quien ya se despistó y mareó con tantos números, y dará vuelta la página, porque creerá que no entiende nada. A esa persona, tal vez le vendría bien que le dijéramos que se sentara, se tomara su tiempo y tratara de entender cómo es que eso funciona, porque, al fin y al cabo, no es tan difícil, sólo necesita un poco de concentración (y tal vez también un poco de ayuda).

Y si esto no reconforta a esta persona, podríamos hacer una apuesta más fuerte y decirle que, al fin y al cabo, no se preocupe tanto por no entender de cuánto es la pobreza, porque, para su salud mental (y para preocupación de todos, en última instancia), “cualquier medición de la pobreza ‘está mal’, involucra discrecionalidades, mediciones, errores conceptuales, burocráticos y estadísticos”.

Pare de sufrir

Más de uno se estará planteando en este momento que quien escribe esto perdió la cordura y, considerando lo último que escribió, comenzó con los delirios. Pero no se trata de algo que por iniciativa propia haya enunciado este simple cronista, por el contrario, la frase la extrajo tal cual de Qué es (y qué no es) la estadística, el libro de Walter Sosa Escudero que Siglo XXI Editores publicó recientemente para su colección Ciencia que Ladra.

Ya desde el título, Sosa Escudero nos está dando una pista definitiva de hacia dónde apunta lo que tiene para decirnos. Y sí, así es, se mete con el duro y complejo mundo de las estadísticas, pero la buena noticia es que no se trata de uno de esos volúmenes de dos mil páginas, abstrusos e ininteligibles, con que nos bombardeaban los profesores de la secundaria, sino de un divertido recorrido (de apenas doscientas páginas, no se asuste), por ese mundo espinoso de los números y sus probabilidades.

Qué es y qué no es la estadística Sosa Escudero Tapa

¿Divertido un libro de matemática?, podría preguntarse cualquiera. Pues sí, divertido, porque con mucho humor y extrayendo ejemplos de la vida cotidiana (el reclamo de aumento de sueldo de un latino, la previa a la elección del papa Francisco, la caída de venta de carne luego de una frase de una persona famosa…), se nos hace más claro eso de “pare de sufrir” que vemos en algunos carteles que anuncian clases de matemática y que el autor usa para ilustrar también su libro.

“Casi me convence…”, podría estar pensando alguno de los lectores de este artículo… Bueno, trataremos de convencerlo del todo.

Sosa Escudero le quita secretos a la estadística. En Qué es (y qué no es) la estadística, libro en el que parte de desenredar conceptualmente lo que es y no es esa cosa rara de la que están llenos los diarios y los informes de los gobiernos y muchas, muchas, muchas cosas más, este licenciado en Economía va analizando noticias y sucesos diarios, de manera que no sólo les quita dramatismo a los números (ojo, eso no quiere decir que no sean preocupantes los que vemos a diario, dramatismo para quien los mira sin entender del todo de qué van), sino que también ayuda a generar métodos para que lo que leemos cotidianamente en los periódicos y revistas o lo que nos dicen la radio y la televisión no sean simples números, para que nos podamos parar de manera crítica ante eso que dicho así, en meras cifras, por momentos ni nos conmueve.

En fin, que ha llegado el momento de crear por fin una hermosa amistad entre los números y usted, y el mediador será, sin dudas, Qué es (y qué no es) la estadística.

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|16:06
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|16:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016