Deportes

La historia del estadio mendocino

Era un hecho que Argentina sería sede de la IX Copa del Mundial de Fútbol en 1978 y Mendoza estaba contemplada como subsede. De allí surgió la necesidad que construir un estadio mundialista en la provincia. El proyecto fue del arquitecto uruguayo Rafael Viñoly.

En Parque General San Martín, en la zona de las estribaciones del Cerro de la Gloria , una depresión natural del terreno en forma de "ollada" permitía que funcionara, por esos años, el autódromo provincial. Estas condiciones del terreno y los apenas 5 km que lo separan del centro de la ciudad determinaron que éste fuera el lugar ideal para su construcción.

Así es como en 1975 se colocan las piedras inaugurales, que fueron morteros pertenecientes a los pobladores originarios del sur de la provincia, traídos especialmente desde San Carlos, como símbolo de localía.

Su construcción comenzó 1976, y fue el EAM, Ente Autárquico Mundial, quien manejó las finanzas. Los gastos totales del campeonato, incluyendo la construcción del Estadio, rondaron los U$S 4 millones.

El proyecto, para el que de destinaron 32 hectáreas , contempló un campo de juego de 165 metros de largo por 90 de ancho, con un piso de cancha ubicado a 8,5 metros por debajo el nivel del terreno. El suelo del campo debería acondicionarse especialmente: para esto se aplicaron varias capas de piedras, arenas fina y gruesa y tierra traída desde Las Aguaditas, de la estancia Las Carreras, Tupungato. El 22 de septiembre de 1976 se colocaron las primeras semillas. Para permitir una mejor visón del campo de juego se reemplazó el tradicional cierre perimetral que rodea la cancha por un foso empedrado.

Con capacidad para 42.500 espectadores, sus tribunas se distribuyeron con 11.000 localidades en popular norte, 11.000 en popular sur, 8.500 en platea este y 12.000 en platea sur. La platea techada contempló 708 posiciones para la prensa, 308 para autoridades y 16 cabinas para las transmisiones radiales y televisivas en la viga aérea.

En el anillo de circunvalación que rodea las tribunas se emplazaron 22 baños. En el sector
oeste, en distintos niveles, se apostó el sector de vestuarios, para jugadores y para árbitros, sala antidoping, sala de gerencia, gimnasio techado para calentamiento, sala de conferencias, sala de TV y radio, laboratorio de revelado fotográfico, sala de calderas y sala de acreditaciones.

Además, en el predio se incluyeron playas de estacionamientos particulares, oficiales y para trasporte público. Las instalaciones se completaron con una cancha auxiliar y una pista de atletismo.

La iluminación se distribuyó en cuatro torres de 45 metros de altura y 96 focos las del ala este, y con 56 las del ala oeste, alas que se le suman las luminarias de la viga. El cartel luminoso, de 7200 focos, se elevó sobre la popular sur. Dos subestaciones de energía y generadores propios son los que entrarían en funcionamiento automáticamente ante cualquier corte eléctrico.

Las obras, tal cual estuvieron previstas, se concluyeron en 1978. El 14 de mayo de ese año se inauguró con el nombre de "Estadio de la Ciudad de Mendoza" con un partido entre los seleccionados de San Rafael y Mendoza.

Sin embargo, la ceremonia de inauguración del Campeonato Mundial es la más recordada: el 3 de junio, con la participación del cuerpo de bastoneras de Godoy Cruz, estudiantes del Instituto Nacional de Educación Física, alumnos de escuelas primarias de la provincia y la actuación de la banda de la VIII Brigada de Infantería, el Mundialista vio colmadas sus tribunas. Minutos más tarde, Holanda ganaría por 3 - 0 contra Irán, en el primer partido jugado en el Estadio por la Copa Mundial .

En 1882, el Estadio de la Ciudad toma su actual nombre, Malvinas Argentinas, en honor a la gesta argentina en las islas.

 

Fuente: Prensa de Gobernación

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|19:40
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|19:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic