Deportes

La pelota de la final Argentina - Holanda está en Brasil

El balón se encuentra actualmente en el bar Boleiros del barrio Vila Madalena, en San Pablo. Fue regalada por el actual presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter. "El valor de mercado en una subasta sería muy alto, pero no vendo la pelota", contó el dueño.

La pelota que se usó en la final del Mundial 1978 entre Argentina y Holanda, firmada por los 22 jugadores titulares de ambos equipos, se encuentra actualmente en un bar de la ciudad brasileña de San Pablo y fue regalada en el estadio Monumental a un lugareño por el actual presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter.

Treinta años después, la pelota Tango, marca Adidas, firmada por los jugadores, está exhibida bajo un vidrio que la hace intocable, en el bar Boleiros del barrio Vila Madalena, de la ciudad de San Pablo.

El bar abrió la semana pasada y el gran atractivo, además de camisetas utilizadas por Pelé y otros cracks brasileños, es el balón que se utilizó en la final en la cual Argentina venció a Holanda 3-1, en tiempo suplementario.

Los goles argentinos fueron marcados por Mario Kempes, en dos oportunidades, y Daniel Bertoni, mientras que Dirk Nanninga igualó para los holandeses y obligó a que se jugara media hora extra en aquella fría jornada del 25 de junio de 1978.

Marcos Batista, de 32 años, dueño del bar Boleiros y fanático coleccionista de artículos futbolísticos, le contó a Ansa cómo llegó este "souvenir" a sus manos.

Luego del partido, Joseph Blatter (el presidente de FIFA era el brasileño Joao Havelange) acercó a Eldir Vale, un directivo de la cadena brasileña Globo con quien había presenciado el partido, y le dio una de las pelotas que se habían utilizado en el partido final.

Los jugadores la habían firmado en los vestuarios, tal vez antes de comenzar el segundo tiempo. Pero nadie recuerda en realidad cuántos balones se usaron en el juego.

Vale y Blatter se conocieron porque Argentina '78 fue el primer mundial que presenció el suizo como miembro de la FIFA, más precisamente como Director de Programas de Desarrollo, y su misión, a pedido del entonces titular del organismo, el brasileño Joao Havelange, era transformar al fútbol en una multinacional.

Vale, ya fallecido, regresó a Río de Janeiro, a la central de la cadena Globo y le regaló el balón Tango a uno de los periodistas de la emisora, Toninho Neves, quien le dijo a la agencia Ansa que lo mantuvo 30 años guardado en un armario.

"La verdad es que lo cuidé mal. Mi hija Laura, que nació en 1984, jugó un tiempo con la pelota y se desgastó el cuero, lo que no permite ver bien algunos autógrafos", contó Neves, actualmente en Rede TV de San Pablo.

En enero, cuando supo que su sobrino Néstor Batista iba a abrir su segundo bar temático sobre fútbol en San Pablo, le regaló la pelota del Mundial 1978.

"La mandé a restaurar con un proceso de plastificación, para evitar que se deteriorara más el cuero. Es increíble que la haya entregado Blatter, el hoy presidente de la FIFA", dijo Batista en el bar Boleiros.

En el lugar hay 800 cuadros con fotos y tapas de revistas de todas las épocas, bufandas, camisetas de Pelé de la selección brasileña, pero el balón Adidas Tango de la final del Mundial es el recuerdo más mirado por los visitantes.

"El valor de mercado en una subasta sería muy alto, pero no vendo la pelota. La tuvo mi tío 30 años y yo, que soy un coleccionista, la valoro desde el punto de vista afectivo", contó Batista.

El Mundial '78 es un recuerdo amargo para los brasileños, por las sospechas de sobornos y presiones hacia los jugadores peruanos por parte de la dictadura militar de su país y de Argentina.

Los argentinos vencieron a Perú por 6-0 y consiguieron pasar a la final, dejando afuera a Brasil por mejor diferencia de gol.

"Siempre se cuenta la historia del partido Argentina y Perú, pero los locales tenían un equipo muy fuerte y respetado, con grandes jugadores que merecieron ser campeones", dijo el dueño del bar, fanático del Santos.

Pero Batista tiene un sueño: "Me encantaría tener algo original que haya usado Diego Maradona. Ojalá algún día venga a mi bar.  Creo que es el mejor de la historia... después de Pelé", bromeó. (Télam).-
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic