Deportes

Luego del título, se mantienen los problemas en River

José María Aguilar, volverá el miércoles de Paraguay, se reunirá con Simeone, y después con Ortega para buscar la mejor solución, tras el desplante del jugador.

El máximo dirigente “millonario” está en una cumbre de la Confederación Sudamericana, y a la distancia se enteró de las malas noticias, por lo que ya está evaluando las diferentes alternativas para terminar con el conflicto en días que tendrían que ser de festejos por la obtención del torneo Clausura.

Lo que en un principio iba a ser una reunión para hablar sobre ventas de jugadores y refuerzos para la próxima temporada, ahora los protagonistas le dedicarán seguramente más tiempo al caso Ortega.

Allegados al club de Núñez le confiaron a Télam que Aguilar, cansado de la situación, haría un último intento para recomponer la relación entre el técnico y el jugador, pero de no lograrlo no habría otra alternativa que acatar la decisión del ídolo riverplatense.

Si bien la idea es conciliar, Aguilar está consternado por una nueva irresponsabilidad de Ortega después de que le ofreciera extenderle el contrato hasta el 2011.

Por su parte, Simeone optó por el silencio después del partido y en el día de hoy, no así el vicepresidente del club, Domingo Díaz, quien respaldó la postura del “Cholo”.

“Las palabras de Ortega fueron dolorosas y la disciplina de Simeone no se negocia”, aseguró el dirigente en declaraciones a “De Una”, que se emite por radio La Red.

Sus dichos sintetizan el sentimiento de toda la dirigencia del club, dolida por las palabras y la decisión del jujeño de abandonar al plantel en la previa del último encuentro del campeón del torneo Clausura.

Al que se lo escuchó afectado fue a Rodolfo Cuiña, integrante del consejo de fútbol, quien le confió a Télam que se referirá al tema “después de la reunión del miércoles, ya que no tengo una opinión formada”.

El jujeño no llegó bien el sábado a la práctica pero igual se quedó en la concentración, y fuentes del club le contaron a Télam que durmió todo el día, almorzó el día del partido con el plantel y después Simeone le comunicó que no estaría en la nómina.

A todo esto, el hincha “millonario” no entiende razones y se guía por el corazón, entonces lo sigue respaldando con el “Ortega… Ortega…” y “Ortega es de River y tiene que jugar”.

“Tengo una pésima relación con el cuerpo técnico, cansado que me forreen y no coincidí con sus explicaciones. Queda claro que no me voy de River porque yo quiera, sino porque tengo que hacerlo. Esta semana seguramente me juntaré con el presidente para encontrar la mejor forma de irme. Creo que va a ser lo mejor porque no tengo buena relación con Simeone. Quiero aclarar que con mis compañeros está todo bien”, había manifestado el jugador para encender la mecha que seguramente se apagará el próximo miércoles.
 
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|14:47
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|14:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016