Desafío Cuyomotor: Lexus vs Mercedes Clase S

Cuyomotor y medios amigos juntó en una producción especial en Buenos Aires al Mercedes-Benz Clase-S y el Lexus L600hL híbrido. Te mostramos en detalle toda su tecnología, confort y su precio. Imperdible.

Existen tantos tipos de autos como de categorías en lo que se ubican y los usos que cada uno les da. Algunos son raros, únicos, especiales, fuera de lo común, y generalmente son los que más llaman la atención. Y por eso juntamos en una producción especial a los dos más tecnológicos de nuestro país: el Toyota Lexus L600hL híbrido y el Mercedes-Benz Clase S Largo.

DETALLES. La producción se realizó en el Parque Austral en Pilar, provincia de Buenos Aires, en el primer Parque Científico, Tecnológico y Empresarial de su tipo en Argentina. Y la compartimos con nuestros amigos de Autoblog.com.ar. Tambien queremos agradecer especialmente a Toyota Argentina y Mercedes-Benz Argentina, ya que nos prestaron vehículos que solo se utilizan en ocasiones puntuales y no para pruebas o Test Drive.

CLASE-S. Se lanzó a la venta a fines del año pasado desde Mendoza y se ofrece en dos versiones, de cuatro y cinco plazas, que cuestan 410.000 y 400.000 dólares respectivamente. Y es el segundo modelo de la marca más caro que se vende en Argentina, luego del SLS Coupé (571 CV) AMG, con un precio de 710.000 u$s, y el CLS 63 (557 CV), que vale también 410.000 dólares.

LEXUS L600 HÍBRIDO. Toyota fue la primera marca en vender un auto híbrido en el país y ya hay más de 250 en la calle. Pero también recorre las calles esta versión híbrida del Lexus, modelo 2012 y perteneciente a la tercera generación, NO está a la venta. Sus medidas extensas son 5,18 metros de largo, 1,87 de ancho y tiene una distancia entre ejes de 3.090 milímetros.

CÓMO FUNCIONA. El Lexus posee un motor naftero V8 de 4.969 cc, con inyección directa e indirecta que genera 394 CV de potencia y 520 Nm de torque. A este se le suma un motor eléctrico de imanes permanentes con una tensión nominal de 650v, alimentado por baterías de níquel e hidruro metálico, que genera 224 cv y 300 Nm. Trabajando en conjunto, la potencia que llega a las ruedas es de 445 cv. Cabe recordar que posee tracción en las cuatro ruedas.

CLASE-S: HÍBRIDO EN EUROPA, NO EN ARGENTINA. En Europa ofrece en cuatro motorizaciones, dos híbridas: el S 400 HYBRID, el S 350 BlueTEC, el S 300 BlueTEC HYBRID, y el S 500, el único que se ofrece en Argentina. Precisamente este tiene un propulsor de 4.663 cm3, una potencia de 455 CV a 5.250 rpm, acelera de 0-100 km en 4,8 segundos, con una velocidad máxima (limitada) de 250 kilómetros por hora y un consumo de 8,6 litros cada 100 km en el ciclo normalizado. Viene acompañado con una caja automática convencional con engranajes, de siete marchas y la tracción es trasera. Respecto a sus medidas, tiene 5,24 metros de largo y 1,89 de ancho.

USOS PARTICULARES. Ambos autos salen a la calle en contadas ocasiones y con distintos motivos. El Lexus solamente se usa cuando la empresa recibe visitas de altos directivos japoneses. Un dato de color: los príncipes de Mónaco usaron un Lexus LS600h preparado especialmente para la boda de Alberto II y Charlene Wittstock en 2011.

El Clase-S sale a la calle contadas ocasiones para trasladar a los altos ejecutivos Mercedes. Se trata del auto de más lujoso y costoso de la marca alemana, que se fabrica desde la década del 50, y el nombre deriva del alemán “Sonderklasse”, que quiere decir “Clase Especial”.

LEXUS, LA HISTORIA. Esta marca fue pensada por un directivo de Toyota en la década del 80 para competir en el segmento de los autos de lujo, y lograr un producto inédito para la marca. El primer vehículo, Lexus LS400 (LS: Luxury Sedan o Sedán de Lujo), fue lanzado en marzo de 1989 y puesto a la venta en septiembre del mismo año en los Estados Unidos, y en poco tiempo logró vender 8.000 unidades, superando en ventas a Mercedes-Benz.

TECNOLOGÍA PUESTA EN LA SEGURIDAD. El Mercedes-Benz tiene un sistema de visión nocturna que detecta la presencia de personas y animales en el camino por medio de rayos infrarrojos y la imagen se proyecta en el tablero principal, ocultando un poco el velocímetro y el tacómetro. El Lexus cuenta con un sistema similar, pero que añade una cámara de reconocimiento gestual que apunta al conductor: si el sistema infrarrojo detecta la presencia de un peligro y advierte que el chofer no está prestando atención, disparará una serie de dispositivos con alarmas y luces, además de activar frenos y suavizar la dirección, preparando todo para una maniobra de emergencia.

TECNOLOGÍA Y COMODIDAD. Este es el foco principal y el nexo que nos hizo juntar a estos dos autos. Es inmensa la lista de acciones, funciones, accesorios y posibilidades que le brindan a los pasajeros y conductores. Aunque los grandes protagonistas y quienes más puedan disfrutarla serán los privilegiados que se ubiquen muy cómodamente en el asiento de atrás y estarán en una “Bussiness Class”.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (2)
3 de Diciembre de 2016|22:57
3
ERROR
3 de Diciembre de 2016|22:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ja! Seguí nomás con el Ford Fairlane de alta gama que tenés... Con ese pensamiento ratón que demostrás, definitivamente no son autos para vos
    2
  2. Tengo vehículos de alta gama, pero ni después de tomarme dos damajuanas de 10 litros compro un albondigón de esos. Primero por lo que vale, segundo porque con el miedo que alguien te lo raye, no salís a la calle, tercero, que el sevicio técnico debe costar como un auto normal y finalmente si quisiera darme el gusto, uso leasing y listo.-
    1