Descubren murales que cuentan la historia de los cruzados en Jerusalén

Tienen el estilo de las decoraciones de la iglesia monumental del siglo XIX, en las que destacan los pequeños detalles y los motivos del mundo del arte medieval.

Una fuga en una tubería de agua llevó a que se realizara uno de los descubrimientos más significativos de los últimos tiempos. Cubiertas con yeso se hallaban en el Hospital de Saint Louis de Jerusalén pinturas que narran la historia de los cruzados en esas tierras.

A raíz del hallazgo, un equipo de conservadores fue al hospital y ayudó a las hermanas en la limpieza y estabilización de algunas de las pinturas murales. Estas tienen el estilo característico de las decoraciones de la iglesia monumental del siglo XIX, en las que destacan los pequeños detalles y los motivos del mundo del arte medieval.

El Hospital de Saint Louis es un edificio de dos pisos construido al estilo del Renacimiento y el Barroco y está situado junto al edificio municipal de Jerusalén. Fue denominado así en homenaje a San Luis IX, rey de Francia y jefe de la Séptima Cruzada (1248- 1254 dC), y fue abierto al público en 1896. Actualmente no todas las zonas del edificio están habilitadas a los visitantes, ya que se utiliza como hospital y hospicio para los enfermos crónicos y en fase terminal.

El hospital fue fundado por el conde francés Comte Marie Paul Amédée de Piellat, intelectual y devoto cristiano que visitó Jerusalén en varias ocasiones en la segunda mitad del siglo XIX y falleció allí en 1925.

De Piellat se preocupó por la escasa presencia católica en Jerusalén y por el creciente poder de la Iglesia ortodoxa griega. Esto le hizo construir el hospital y, después, otro complejo destinado a los peregrinos cristianos. De Piellat se creía descendiente de los cruzados y el último de eloos y deseaba continuar con la labor que sus antepasados hicieron novecientos antes.

También artista, De Piellat adornó las paredes y techos del hospital con pinturas de caballeros cruzados junto a los que pintaba la heráldica de las familias de los caballeros franceses, sus nombres y genealogía. Además de añadir los símbolos de órdenes militares y las órdenes monásticas.

Durante la Primera Guerra Mundial, los turcos se hicieron con el edificio y taparon las espectaculares pinturas con pintura negra. Tras el conflicto, De Piellat dedicó el resto de su vida a quitar la pintura negra y restituir los frescos.

La obra de De Piellat retomó interés cuando se dieron a conocer más con la gloria que merecían. Sin embargo, pese a que se trabaja por su conservación, exposición y documentación, no existen intenciones de convertir el hospital en una mera atracción turística.

Fuente: http://redhistoria.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:42
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016