Deportes

Un candidato y tres ignotos en busca de la gloria europea

Conformadas las semifinales de la Eurocopa 2008, Alemania es el único equipo que a priori era candidato y se metió entre los cuatro mejores. Turquía, Rusia y hasta España, son las grandes revelaciones del certamen continental.

El segundo campeonato más importante del mundo a nivel selecciones nacionales, después del mundial de fútbol, es la Eurocopa. No sólo por el movimiento económico que produce, sino también por la diversidad de jugadores que son figuras en sus respectivos clubes, y que forman dentro del terreno de juego una sumatoria multimillonaria con respecto al precio de sus transferencias.

La Euro llegó en la noche del domingo a la instancia más importante del certamen. Cuatro equipos y sólo una plaza para el escalón máximo europeo.

Hace cuatro años, Grecia se coronaba como el campeón europeo y sorprendía a propios y extraños. Hoy, Alemania llega nuevamente a una instancia definitoria como candidato, acompañado por tres equipos que sufren de logros en su historia.

Uno por uno

Alemania, el tres veces campeón europeo y tri campeón del mundo no es asombro para nadie. Los pleitos decisivos le sientan bien a la selección germana. Fue segundo en el grupo detrás de Croacia, dejando dudas en su juego, y con destellos de su gran figura: Michael Ballack. El enlace y estandarte de Alemania, cuya dorsal es el 13, es quien interpreta el juego rival y hace jugar al conjunto teutón. Dotado de una técnica única, el player del Chelsea inglés es la máxima carta.

El ex volante del Bayern Leverkusen no se encuentra solo en la plantilla de Oliver Bierhoff. Lukas Podolski y Miroslav Klose son los arietes de gol. Han marcado cuatro tantos entre los dos y son temibles en el área rival. Junto a Ballack forman un tridente significativo.

Rusia juega bonito y hasta ahora lo plasma en los resultados. Dejó afuera al gran “cuco” del campeonato, Holanda, y se metió entre los mejores cuatro. No arrancó bien y su debut fue pálido ante España, cayendo por 4 a 1. Se recuperó frente a Grecia y logró la clasificación ante Suecia (2 a 0), para luego dar la gran sorpresa ante la Naranja.

Claro, que cuando uno empieza a observar jugador por jugador se da cuenta que este presente ruso no es pura casualidad. Roman Pavlyuchenko y Andrei Arshavin forman el dúo perfecto. El 10 y jugador del Zenit le dio la gran alegría a Rusia ante Holanda, en uno de los partidos de cuartos, mientras que el que milita en el Spartak de Moscú marca en cada partido y suma en su cuenta personal para colocarse detrás del David Villa como el máximo artillero de la competición. El “Vago” Pavlyuchenko ya fue pretendido por el Real Madrid hace un tiempo y seguramente su permanencia en el fútbol ruso será efímera.

Turquía no le vendió el alma al diablo, simplemente tuvo esa pica de suerte que tienen los equipos que de alguna u otra manera consiguen logros.

Dio vuelta un resultado en la fase de grupo increíble, se sobrepuso de un 0-2 ante República Checa y se ganó un puesto de privilegio entre los mejores ocho, para después volver a hacer milagro ante Croacia, en otro partido para el recuerdo.

En su plantilla sobresale el número ocho, Nihat Kahveci. El delantero del Villarreal de España es la cuota de gol turca. Convirtió dos en lo que va del certamen y se perfilaba a ser uno de los jugadores más importante de la Euro, pero una lesión en uno de sus muslos lo dejó afuera por el resto del torneo. Nihat Kahveci ha disfrutado también de una gran temporada en la liga de las estrellas, donde ha sido el máximo goleador del Submarino Amarillo, finalizando segundo en la tabla por detrás del Real Madrid. Esta baja complica el esquema del DT Fatih Terim.

España siempre promete y pocas veces cumple con sus objetivos. Luego del gran logro en 1964, consagrándose como la mejor selección de Europa, no pudo volver a repetir tamaña actuación.
Las frustraciones de la Roja se repetían una y otra vez. Pareciera ser que la historia cambió. Porque España dejó en el camino a Italia y se pone la camiseta de candidata. A base de un juego ofensivo y con pasajes de buen fútbol, el conjunto de Luis Aragonés le devuelve una sonrisa al pueblo español, que ahora si cree.

David Villa es el gran verdugo, hasta ahora el pichichi de la Euro con cuatro conquistas. Marcó un hat trick ante Rusia e hizo dejar en el tintero a quien le pertenece la casaca número 7. ¿Se terminó el imperio de Raúl o esta actuación hace olvidar, sólo por un tiempo, al Ángel de Madrid? El tiempo lo dirá, pero hoy por hoy los galardones son para el gran goleador del Valencia.

La mesa está servida para disfrutar de los últimos cuatro cotejos de la Euro. Competencia que no comenzó demostrando el despliegue futbolístico que se esperaba, pero, y con el correr de los partidos, los jugadores se encargaron de reflejar talento en el terreno de juego y demostrar las características de crack, que les permiten disputar este tipo de torneos majestuosos.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|13:37
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|13:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016