Deportes

Hoy se cumplen cuatro décadas de la tragedia de la Puerta 12

La fatídica Puerta 12, el episodio más trágico de la historia del fútbol argentino y que dejó 71 muertos, cumple hoy 40 años, sin que ninguna persona haya pagado como responsable del hecho ocurrido en el estadio de River Plate después de un clásico con Boca.

La tragedia se desencadenó el 23 de junio de 1968, al término del clásico que igualaron sin goles River y Boca, y que quedó marcada a fuego en la historia del fútbol local, no por lo demostrado en el campo de juego, sino por lo ocurrido después.

El estadio Monumental estuvo colmado con más de 70.000 personas, muchas de las cuales se rieron cuando el delantero de Boca Angel Clemente Rojas le robó la clásica gorra que utilizaba el legendario arquero "millonario" Amadeo Carrizo.

Algunos minutos antes de términar el pálido empate, los hinchas de Boca comenzaron a abandonar el estadio, utilizando muchos de ellos la salida de la Puerta 12.

Sin embargo, no pudieron abandonar el gigante de cemento, porque la puerta estaba obstruida. La avalancha imparable de espectadores buscando la salida causó la muerte a 71 y heridas a muchos más.

Aún hoy, a cuatro décadas de sucedido, se trata de determinar qué fue lo que provocó el triste desenlace, si el hecho de que estuviera cerrada la puerta de salida o bien no habían sido retirados los molinetes del acceso.

Una tercera versión también habló de una represión por parte de la policía, que esperaba la salida de los hinchas de Boca para pegarles y detenerlos, en un momento en que el gobierno militar del general Juan Carlos Onganía estaba en el poder.

Lo cierto es que los sobrevivientes narraron como la avalancha en un momento se detuvo y las personas intentaron nuevamente regresar sobres su pasos, y produjeron una presión que comenzó a matar público indiscriminadamente, en un pasillo con muy poca visibilidad.

Luego de unos minutos y consumada la locura general, las imágenes eran dantescas: sangre en las escaleras, cuerpos diseminados por la pista del estadio, en las comisarías cercanas y los hospitales; miles de zapatos apilados a un costado de la fatídica puerta 12, después denominada "puerta L", nombre que aún conserva.

En ese momento el presidente de River, William Julian Kent, dijo que la tragedia se produjo por la "inconducta de la multitud". Boca, en tanto, organizó un masivo funeral de las víctimas, que incluyó una marcha de antorchas por las calles cercanas a la Bombonera.

La justicia comenzó a investigar, detuvo y embargó a dos personas del club que luego fueron sobreseídas, pero rápidamente la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), presionada por el gobierno, buscó una solución extrajudicial y ofreció una compensación económica a las familias de las víctimas, y les dio apenas 2.000 dólares por persona.

La mayoría de las personas que fallecieron eran jóvenes de entre 18 y 25 años.

Luego de mucho tiempo, las autoridades de River aprobaron la colocación -este año- de una placa en recordación a las víctimas de la tragedia.

El director Pablo Tesoriere, estrenará esta semana un film con informes y testimonios acerca de la "Puerta 12", que enlutó a todo el fútbol argentino y que aún sus víctimas y deudos, no tienen respuestas.

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|18:14
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|18:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic