Deportes

Wimbledon en "alerta" por sospechas de partidos arreglados

Un artículo publicado hoy por "The Sunday Times" señala que ocho partidos disputados en 2007 están bajo sospecha de haber sido manipulados para favorecer los intereses de los apostadores.

Los responsables del torneo de Wimbledon estarán en "alerta elevada" desde mañana, tras revelarse hoy que el certamen sospecha de la manipulación de partidos en la edición de 2007.

Un artículo publicado hoy por "The Sunday Times" señala que ocho partidos disputados en 2007 están bajo sospecha de haber sido manipulados para favorecer los intereses de las mafias de apostadores.

Los partidos involucran en todos los casos jugadores extranjeros que perdieron en sets corridos. El diario menciona jugadores provenientes de Argentina, España, italia, Rusia y Austria, aunque no revela sus nombres.

Como resultado de esas sospechas el torneo incrementó sus ya de por sí elevadas medidas de seguridad, permitiendo sólo a jugadores y entrenadores el ingreso a los vestuarios.

Wimbledon es un objetivo apreciado por los apostadores de todo el mundo. El tenis es el tercer deporte en el que más se apuesta, superado sólo por el fútbol y las carreras de caballos.

Una fuente explicó al diario cómo fucionan las cosas en las mafias de apuestas infiltradas en el tenis.

"Si ves en un torneo cuánto se apuesta en cada partido encontrarás uno de 23.000 libras esterlinas (43.000 dólares), otro de 27.000 (53.000 dólares), otro de 36.000 (70.000 dólares) y uno por 4,5 millones (8,8 millones de dólares)".

"No necesitas ser un genio para darte cuenta de que algo está sucediendo en el último partido".

Wimbledon generó más de 450 millones de libras (880 millones de dólares) en apuestas en Internet en 2007.

"El resultado fue decidido antes de que entraran a jugar", continuó la fuente. "Todos siguen el mismo patrón, hay una fuerte evolución en el mercado y se manejan volúmenes muy grandes".

Tras varios meses de rumores e histeria en el circuito, el 19 de mayo los entes rectores del tenis aseguraron que su deporte está libre de corrupción, aunque algunos de sus jugadores son vulnerables.

"El tenis profesional no está ni sistemática ni institucionalmente corrupto", señaló el informe elaborado por Benn Gunn y Jeff Rees, dos ex detectives de Scotland Yard.

Ambos fueron contratados por los entes rectores del deporte de la raqueta tras revelarse las sospechas en torno al partido que el ruso Nikolai Davydenko perdió en julio de 2007 con el argentino Martín Vassallo Argüello en Sopot.

La investigación puso fin a meses de sospechas, denuncias y suspensiones menores a tenistas de tercera línea, en especial italianos, aunque el artículo de hoy del "Sunday Times" demuestra que el asunto no está cerrado.

En la investigación de Rees y Gunn se confirma que en los últimos cinco años se disputaron 45 partidos que podrían haber sido manipulados en beneficio de las mafias de apostadores. Los investigadores no dieron a conocer ninguno de ellos.

Gunn y Rees elaboraron un listado de 15 recomendaciones que la Federación Internacional de Tenis (ITF), la ATP, la WTA y los cuatro torneos de Grand Slam aseguraron que implementarán de inmediato.

Los dos investigadores recorrieron el circuito durante cinco meses hasta llegar a la conclusión de que el tenis debe implementar reglas comunes de integridad, procedimientos y sanciones.

Los expertos entrevistaron a 95 personas clave en el deporte, entre ellos jugadores, dirigentes, patrocinadores, periodistas y representantes de las casas de apuestas.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|07:43
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|07:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes