Deportes

Maipú, el campeón del Argentino B, bajo la lupa

Tras un esfuerzo inconmensurable, los jugadores de Maipú, llegaron a buen puerto. Festejaron el ascenso y lograron algo que se venía estirando en el tiempo.

Cada uno de los protagonistas dejó algo para que el viaje de Maipú desembocará en la tan codiciada plaza en el Argentino A. Conoce el análisis uno por uno de los hombres que hicieron posible esta gesta.

Oscar Olguín: Héroe en la definición por penales. Realizó un correcto campeonato más allá de tener cierta responsabilidad en el gol de Alvarado en Mendoza. Fue fundamental para sostener el resultado ante Deportivo Roca y ante el propio equipo marplatense.

Gustavo Molina: Marca y sacrificio. Jugó 34 de los 36 encuentros que disputó el Maipú en el torneo. Es una pieza fundamental en el esquema de Carlos Sperdutti. Regular, siempre solidario, el pelado se ganó un lugar en el corazón del hincha botellero.

Fernando Labake: Alterno buenas y malas. Aportó equilibrio en el juego aéreo y marca generalmente sobre uno de los delanteros rivales. Sufrió una ingenua expulsión ante El Linqueño que lo marginó de la primera final.

Mariano Echeverría: Su trabajo fue de menor a mayor. Se consolidó en la segunda etapa del torneo y fue uno de los insustituibles del técnico. El último hombre de la defensa ordenó permanentemente a su compañeros e intentó en ocasiones salir jugando desde el fondo.

Hernán Medina: El referente del equipo dentro y fuera de la cancha. Llegó en la segunda mitad del campeonato para aportar solidez y jerarquía al equipo. Marcó un par de goles de tiro libre y el penal decisivo en el ascenso.

Luis Carbajal: Incansable trabajo por la punta izquierda, tanto de marcador como de volante. Sólido a la hora de defender y veloz cuando pasó al ataque. Sufrió un par de expulsiones, que entre otras cosas lo dejaron fuera de la segunda final.  Su gol posibilitó que Maipú viajara a Mar del Plata con una igualdad.

Enzo Imbesi: Garra, fibra, corazón y entrega aportó el volante central. Jugó como siempre un buen campeonato y fue la figura en la segunda final ante Alvarado. En este temporada sumó la pausa necesaria para transformarse en un valor indiscutido en el once titular.

Leonardo Torres: Fundamental para generar juego y volumen de fútbol. Aportó su experiencia en favor del equipo para acelerar o colocar una pausa cuando el partido lo pidió. Formó por momentos una interesante sociedad con Rodrigo Zapata.

Víctor Soto: Polifuncional. Arrancó como delantero y culminó como carrilero por derecha cuando el conjunto lo necesitó. Sumó a la capacidad de juego aéreo, una interesante cuota de manejo de balón y sacrificio. Marcó goles fundamentales de penal.

Javier Villaseca: El goleador del equipo con 17 tantos. Infalible a la hora de definir dentro del área, movedizo y complicado para marcar. Realizó una gran temporada y fue una de las figuras de Maipú y el torneo.

Javier Paratore: Demostró lo mejor sobre el final del campeonato. Aportó velocidad pero le faltó claridad a la hora de definir. Alternó buenas y malas. Fue irregular.

Jorge Steinert: Llegó en la segunda mitad. No tuvo demasiada continuidad. Marcó dos goles.

Rodrigo Zapata: Uno de los más destacados en la parte inicial del torneo. Convirtió un par de goles fundamentales, principalmente uno de tijera en el día que se inauguraron las luces en cancha cruzada. En la segunda mitad se lesionó, por lo que jugó poco.

Marcos Quispe: Cumplió una meritoria tarea en el campeón. Con el transcurrir de los partidos se convirtió en el equilibrio en mitad de cancha. Defendió, creo y aportó criterio para manejar el balón. Se perdió los últimos cuatro partidos al ser expulsado ante Deportivo Roca.

Roberto Falcone: Jugó poco como titular, pero mostró su capacidad cuando le tocó ingresar. Luego de abandonar la institución por temas particulares, regresó en las finales y estuvo a la altura de las circunstancias.

Víctor Benítez: Irregular. Alternó buenas y no tanto en el torneo. Mostró un impecable estado físico en su función de carrilero por derecha, pero por poca claridad. Comenzó como un titular indiscutido y culminó fuera del equipo. Uno de los más resisytidos por la parcialidad cruzada.

Martín del Pópolo: Atajó un par de partidos. Sufrió cuatro goles en la caída más contundente de Maipú ante San Martín.

Osvaldo Gullace: Titular en la mayoría de los encuentros de la primera fase del torneo. Aportó inteligencia para crear juego, pero careció de regularidad. Fue de mayor a menor. Quedó fuera del plantel en el receso de verano.

Guillermo Guerrero, Matías Goinex y Gabriel Gómez: Alternaron en el primer equipo y jugaron pocos partidos. Se les rescindió el contrato tras finalizar la primera etapa del torneo.

Silvio Signorelli, Fernando Murciano, Ricardo Bustos: Formaron parte del plantel, pero no jugaron.

Cristian Favre: Se lesionó gravemente en el primer encuentro ante Guaymallén y luego de una extensa recuperación abandonó la práctica activa de fútbol. Hoy es director técnico.

Juveniles como Germán Clop, Sebastián Carrasco, Mauricio Hidalgo, Renzo Presti, Alan Núñez, Emmanuel Carreño, Matías Pérez, Hernán Sperdutti y Nicolás Madariaga, surgidos de las inferiores de Maipú, contaron con escasos minutos de juego, pero aportaron.

Por Raúl Gatti

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó1/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|21:20
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|21:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016