Deportes

Las claves del Deportivo Maipú para lograr el ascenso

Todo objetivo relevante, tiene claves o puntos altos por los que se logra dicha meta.

En esta nota algunas de las virtudes del equipo de Sperdutti para lograr el ascenso al Argentino A.

Después de llegar a instancias finales en los dos torneos anteriores, esta fue la tercera y definitiva.

Por Pablo Marcelo Pérez

Se dobló, claro. Pero nunca se quebró. Siempre estuvo impoluto y resolutivo en los instantes de zozobra.

Cuando sintió ardor, halló un remedio inmediato para calmar el dolor. Resultaron escasos estos instantes de dudas y tropiezos, pero existieron y provocaron remezones pasajeros aunque no olvidables.

En el análisis general, su pronto encuentro con el equilibrio necesario que favorece la regularidad, fue el fiel testigo del objetivo alcanzado.

Cuando hay equipo y cabeza pensante en pos de una gesta, todo es más simple y no se requiere de decretos de necesidad de urgencia para sostener una idea.

Así podría comenzar a definirse esta campaña brillante del Deportivo Maipú que lo depositó en el Torneo Argentino A.

Su participación en el Argentino B puso primera un 9 de septiembre del 2007, a las 15.50 y con el arbitraje del mendocino Fernando Espinoza.

Deportivo Guaymallén era el rival de turno y el primer alarido de gol que abría la temporada lo convertía en el minuto 25 de la etapa inicial Fernando Labaké, uno de sus zagueros centrales. Después llegaron dos más, Gullace y Paratore fueron sus autores.

Aquel duelo con el Tricolor le brindó los tres puntos iniciales, dos empate consecutivos prosiguieron en su andar, sin abrir el marcador igualó con Trinidad en San Juan y con Atenas en Rió Cuarto, donde llegó la primera expulsión, Enzo Imbesi.

Retomó a la senda de la victoria con un 3 a 1 sobre San Martín, con los primeros gritos de su gran goleador, Javier Villaseca que apareció por dos. El inefable “Javi”  también le anotó al “Chaca” en la 18º.

Su compás al ritmo del gol le permitió al el ex Atlético Argentino anotarse una  “dopieta” ante Trinidad de San Juan por la novena fecha y volviéndolo a vacunar por uno en la 16º y una “tripleta” fue parte de su repertorio, en este caso frente a los otros sanjuaninos, Alianza, en la 12º.

Además de festejar frente a su ex equipo en la sexta y 20º jornada; Atenas en la 10º y 17º; Guaymallén en la 15º; Deportivo Roca en la primera y última de la fase definitoria, debieron aflojar ante la furia arrasadora del pibe de San José.

En total sumó 17 conquistas y fue el segundo de la lista de los goleadores detrás de Luciano Millares, el rompe redes del Linqueño que metió 22.

Villaseca y su promedio de un gol cada dos partidos dejaron en claro que lo suyo fue sencillamente impresionable por la eficacia y fundamental para acceder al logro.

Las satisfacciones del “Villano Villaseca” eran sumatoria de unidades. Javier Paratore con 7 y Víctor Hugo Soto con 4 lo precedieron.

Destacar estos ítems era necesario, pero el equipo y su fisonomía de acción formateada al gusto de Carlos Sperdutti, su estratega, fue la clave para esta alegría.

 

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|04:51
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|04:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic