Por qué hoy somos todos negros de mierda

El colectivo de arte La Araña Galponera inaugura hoy una intervención contra la discriminación, la estigmatización y la intolerancia tras ese calificativo.

“Todos los ciudadanos, de aquí en adelante, serán conocidos por la denominación genérica de negros”, declara la Constitución haitiana de 1805. “Hoy todos somos negros de mierda”, reluce la leyenda que los integrantes de La Araña Galponera pintaron ayer en el predio de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo).

En esa casa de estudios comienza hoy I Encuentro de Arte Social e inclusión en Prácticas Artísticas y las IV Jornadas de Investigación Teatral, con un amplio programa de actividades que incluye charlas, mesas redondas, presentaciones e intervenciones (el programa completo se puede consultar haciendo clic aquí).

Invitado a participar en este encuentro, el colectivo de arte La Araña Galponera realizará hoy a las 20 la inauguración de una interverción que realizó en el predio de la facultad y que surge de la acción gráfica del artista plástico Juan Carlos Romero en la que declaraba:

Como siempre, las propuestas de La Araña Galponera son un desafío en varios sentidos. La frase elegida para ser plasmada en el suelo ya nos da una clara pista de a qué apuntan. La discriminación, la estigmatización y la intolerancia que se esconden detrás de quienes usan la palabra “negro” para calificar a las personas son el lugar al que apunta el colectivo de arte.

Pero en esto no deja afuera la crítica hacia la misma UNCuyo, con la clara intención de repensar el presente y el pasado de la institución.

Hoy a las 20 se realizará la inauguración de esta intervención, que para que sea comprendida en su totalidad nada mejor que el texto que La Araña Galponera elaboró para dar detalles de la intervención.

   

Hoy todxs somos negrxs de mierda.

Esta intervención tiene puntos de contacto con la “acción gráfica” realizada por Juan Carlos Romero “ahora todos somos negros” que partió de una convocatoria en Internet basada en la en la declaración del articulo 14 de la Constitución de Haití de 1805: “Todos los ciudadanos, de aquí en adelante, serán conocidos por la denominación genérica de negros”.

Nos interesa reflexionar sobre este presente de intolerancia social, linchamientos, crucifixiones, casos de gatillo fácil, seguridad-inseguridad, violencia policial, etcéteras; donde lo que está en tensión permanente es la mirada hacia lo “otro”, la violencia que genera la estigmatización o la negación del otro. En este sentido, el planteo de Grüner sobre la acción de Romero, pone el acento en la real dimensión de la palabra y su contenido político; “Negro es una denominación política y no biológica, que des-construye la falacia racista y aspira a un nuevo universal desde la generalización del particular (más) excluido”. (Texto “Ahora todos somos negros” Grüner, Eduardo en “Romero”. Buenos Aires. Fundación Espigas. 2010.p.219).

   

Importa aquí pensar cómo lo particular desborda ese universal normalizador, sobre todo en este marco donde la institución Universidad se propone y nos invita a hablar de inclusión, es en este punto donde el término o acción nos genera interrogantes. ¿Quién tiene el poder de incluir?, si la institución lo tiene, ¿no reproduce relaciones de poder entre el inclusivo y el incluido conservando así las desigualdades?

Repensar la institución no es cosa fácil, pero de nuestra consideración algo muy necesario y vital, para no caer en olvidos o repeticiones, abrir el debate sobre la historia de la universidad es también responsabilidad de la misma. Por eso insistimos: la inclusión de parte de la Universidad ¿un caso aislado?, y volvemos a traer esta cita ya usada por este colectivo, para vincular las complicidades de ayer y hoy:

“…En la Universidad Nacional de Cuyo también se produjo un profundo reordenamiento del personal docente, no docente y alumnos… El 2 de septiembre de 1976 el Poder Ejecutivo Nacional designó al Profesor Dr. Pedro Santos Martínez, catedráticos de la Facultad de Filosofía y Letras y miembro de la Academia Nacional de la Historia, como el nuevo rector de la Universidad. Su gestión tendió a restablecer el normal funcionamiento de las casas de estudios, como así también recuperar el nivel académico que se había perdido a raíz de la excesiva politización”.

Cueto, Adolfo O.; Romano, Aníbal y Sacchero, Pablo. “Historia de Mendoza. La etapa pendular (1955-1991). Segunda parte 1973-1991”. Fascículo 24. Diario Los Andes. Mendoza. p.20.

   

Para concluir, proponemos que la Universidad no sólo debería sumar a los sectores sociales marginados, sino sumarse a los procesos sociales que éstos sectores atraviesan. Y por eso sostenemos:

HOY TODXS SOMOS NEGRXS DE MIERDA

La Araña Galponera. Mayo 2014

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (6)
3 de Diciembre de 2016|18:59
7
ERROR
3 de Diciembre de 2016|18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Yo si lei la nota y obviamente perdi mi tiempo. Me harta la palabra inclusion, un invento de esta epoca, una palabreja simbolo que en si mismo implica que unos ( los que supuestamente estamos incluidos ) sin comerla ni beberla le debemos algo a otros ( los que suuestamente estan desincluidos ) y yo, un tipo de clase media que debe trabajar muy duro dia a dia para poder vivir dignamente, no siento deberle nada a nadie, ni tampoco siento que nadie me deba nada a mi. Uno es el resultado de la accion, el esfuerzo y el acierto de uno mismo, el resto es pura chachara para endilgarle a otros lo que por mediocridad o vagancia uno no es o no logra ser y ese, es el negro de mierda, que no lo es por morocho sino por actitud y si es la palabra negro la que molesta tambien podria decir blanco de mierda. Yo llamo negro de mierda al que me pinta el frente de la casa, al que reclama para tener y no para hacer o al que me impide en una calle ir a trabajar para incluirme a mi mismo mientras el exige que lo incluyan, asi tenga aspecto de sueco o de nigeriano. Que el estado de las condiciones basicas, que aca las da sobradamente y el resto para incluirse es el esfuerzo personal, el sacrificio para llegar a las metas que uno se fija en la vida. Siempre tengo la sensacion que la utopia del zurdo es un estado que resuelva absolutamente todos los problemas de la vida y esa sociedad, aparte de utopica, es estupida, porque le saca al hombre el maximo condimento de la existencia, que es el hacer para lograr. Por eso me parece absurdo reclamar que una universidad GRATUITA sea inclusiva, que mas inclusividad puede pedirse a algo que es gratuito y universal, la universidad es un ambito de estudio, es un ambito donde se va a aprender y generar herramientas para usarlas, justamente, con la meta de incluirse a uno mismo, no a hacer circo de demagogos ni a repartir fideos o colchones. Lo dicho, perdi mi tiempo.
    6
  2. Justamente, por no decir lo que quieren leer, y que se les diga, no soy hipócrita ni cínico y digo sin filtro lo que pienso. Pero esto es muy viejo y viene desde hace decenas de décadas.- No necesariamente tienen que ser los ingleses cuando desaparecieron un barrio entero de las afueras de Londres, o cada vez que se les llenan las cárceles, mandan sus sobras a las colonias, sino que nuestros propios vecinos, toda la porquería que desechó Pinochet, o Lino Oviedo, o los demás, todos vinieron a parar aquí, o antes de esos todos los que huyeron de las 1° y 2° guerras, también terminaron aquí.- Por lo dicho, es que podemos perfectamente darnos cuenta de la clase de gente que compone un gran porcentaje de nuestro territorio, que no conoce otro concepto que la inconducta, indisciplina, vagancia, deshonestidad, corrupción y toda clase de esas cualidades de los que menciona o no éste artículo.-
    5
  3. ¿Cuestionar a la UNC que es gratuita por no ser inclusiva? Hoy muchos se rasgan las vestiduras expresando empatía con los pobres, a veces por convicción pero muchas porque queda bien. Suena superficial lo que digo, pero puedo compararlo con lo que vemos a diario en Facebook, gente pidiendo a gritos que alguien haga algo por esos perros que viven en la calle, pero ellos viven en Palmares y son incapaces de llevarse un perro a su casa. Y así tranquilizan su conciencia. Se hacen los sensibles y se siente diferentes a los que se dedican a lo suyo y tal vez ignoren o no tengan interés en ocuparse de los demás. Convengamos que más allá de la solidaridad, el que debe ocuparse de generar condiciones de trabajo, de educación, de salud y seguridad es el estado. No creo que sea justo condenar al ciudadano que no se involucra en la práctica de la sensibilidad social. Pero ¿cuándo empezamos a hablar de negros de mierda? ¿cuándo empezamos a hablar de oligarcas? Hoy se estigmatiza a unos y a otros. Es increíble que se haya golpeado y matado a chicas por considerarlas chetas. ¿El problema es el término? ¿El problema es la estigmatización? ¿El problema es la injusticia? ¿El problema es la carga de violencia y agresión que hay en toda la ciudadanía? ¿A quién llamamos ?negro de mierda?? Fundamentalmente creo que el problema es la injusticia, la injusticia de que haya tanta gente viviendo en la pobreza, tanta gente que está creciendo sin educación y cada vez será más difícil revertir eso, tanto delincuente que reincide y reincide sin tener la intención ni la posibilidad de salir de eso, tanta gente que trabaja duramente para que un delincuente te cague la vida en un minuto, tanto odio alentado por ELLA. A ELLA se le quiebra la voz cuando habla de los pobres, se irrita cuando habla de los caceroleros, pero ella vive mucho mejor que cualquiera de los caceroleros, y está visto que en realidad los pobres le importan poco y nada. Yo no uso más ese término, pero les aseguro que lo pienso cuando veo ciudadanos que tiran basura a la acequia, abren la ventanilla del auto y arrojan el paquete de cigarrillos a la calle, cuando veo paredes pintadas, plazas pintadas y destruidas, cuando escucho las diarias anécdotas de asaltos y robos, cuando lo veo al hipócrita de D´Elía hablando de amor cuando siempre se llenó la boca hablando de odio. Creo que hay mucho por cambiar, pero dejemos la hipocresía de lado por favor.
    4
  4. Diste en el clavo, transparente en los hechos, conducta y acciones.- Y no leo este tipo de artículos, excepto el titular copeta y a veces volanta, porque ellos mismos los periodistas se dicen: SIC, El periodismo agoniza y en muy buena hora CONTALO Compartilo6 Twittealo1 En vísperas del ?Día del Periodista?, Ulises Naranjo nos deja una columna repleta de debilidades sobre esta profesión sobreestimada, temida, monocorde y vestida a la ligera.
    3
  5. no se de qué "color" será la gente que opina sin leer... ¿transparente?
    2
  6. No voy a leer el artículo porque no vale la pena.- Sólo sé que negro de mierda, no es cuestión de piel, sino el antónimo de don de gente.- Aunque mucho ayudan otros factores, el principal, es la ausencia de buena educación, respeto y buenos modales.- Insisto con una profusa fumigación al mejor estilo inglés.-
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016