Los mendocinos piden "institucionalidad"

Una semana después de los cacerolazos, los mendocinos dejaron en claro, a través de su participación en las diferentes encuestas realizadas por MDZ, que sus aspiraciones políticas pasan por que el conflicto se encamine institucionalmente, que se escuchen los planteos de ambas partes sin interferencias ni agravios y poder así, en adelante, desarrollar su vida tranquilamente.

La sumatoria de participantes en las encuestas de la semana arroja que las utilizaron 12.845 personas.

Con una delicada aplicación del sentido común, quienes participaron de los sondeos realizados esta semana por MDZ, no temblaron a la hora de criticar o de acompañar a la Presidenta. No fueron contradictorios, sino que trazaron un camino de racionalidad en la discusión del tema que más nos ocupa y preocupa a todos los argentinos.

De una tendencia crítica hacia las actitudes, gestos y acciones del Gobierno, los mendocinos se inclinaron a su favor sin dudarlo, cuando Cristina Fernández de Kirchner anunció la remisión del proyecto sobre retenciones al Congreso de la Nación.

Veníamos de un fin de semana largo de furia. Gente en las calles y promesas mutuas -proferidas desde los dos bandos protagónicos de la disputa- de que se estaba luchando “a matar o morir”.

Un 83% de los votantes acompañó los cacerolazos, pero 61% se mostró en desacuerdo con la continuidad del paro del campo, pero 72% apoyó a la Presidenta cuando lanzó a rodar por los carriles institucionales el debate, enviando un proyecto al Parlamento.

La opinión general (58%) dijo que hubiera ido al acto del campo en Gualeguaychú y muy pocos (14%) al del Gobierno. Aunque casi un tercio de los participantes del sondeo le dijo que “no” a los dos eventos por igual.

En tanto, mayoritariamente los lectores interpretaron que los cacerolazos no fueron realizados en contra ni a favor de alguno de los sectores: 57% los interpretó como una herramienta justa y espontánea de presión para que las dos partes vuelvan a sentarse a dialogar.

Por eso cayó mal el discurso violento de Cristina en la Plaza de Mayo, en su segunda de sus tres intervenciones mediáticas en “cadena nacional” de radio y televisión a lo largo de la semana. Cuando terminó de hablar, 56% dijo que sólo aportó desconcierto.

En la búsqueda de equilibrios, por ejemplo, a los mendocinos no les gustó la alineación automática del gobernador Celso Jaque con el Gobierno nacional (así opinó 85% de los encuestados) y una cantidad idéntica de personas le dijo al mandatario provincial que no debía estar en el acto de Plaza de Mayo, aunque igual fue. Pero tampoco creyeron en un posible rol de mediador del vicepresidente Julio Cobos (64% de los votos, en contra de esa posibilidad), ni confiaron en que su convocatoria a los gobernadores pudiera generar un proyecto alternativo al enviado por la Presidenta (66%).

En definitiva, la activa participación e interés de los mendocinos por lo que pasa, queda demostrada en su vocación de opinar y en el sentido en que lo hacen.

Queda como resultado de la semana, la idea de que en nuestra provincia hay inquietud con respecto al futuro del país, pero anhelos de que el diálogo más que los enfrentamientos, y la institucionalidad, más que el debate callejero, aporten una salida a las ya palpables consecuencias negativas de 100 días de conflicto.
Opiniones (0)
13 de diciembre de 2017 | 18:59
1
ERROR
13 de diciembre de 2017 | 18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho