Deportes

Ponzio y Gerlo no se guardaron nada, luego de la gran fiesta

Los jugadores de River, que participaron de la cena de los campeones del torneo Clausura 2008, contaron sus sensaciones tras la consagración, la actualidad del fútbol argentino y de la relación del plantel con la prensa.

“Antes la gente de más experiencia imponía un respeto que ahora seguramente no, porque hay más chicos en los planteles que gente con experiencia. Entonces uno se tiene que adaptar a esas circunstancias”, explicó Ponzio en declaraciones al programa Estudio Fútbol, que se emite por TyC Sports.

Gerlo, un obsesivo del fútbol, aseguró se calmó en su fanatismo por ver fútbol fuera del horario de trabajo, pero admitió que le gustaría que el resto sienta el juego como él. “Antes miraba tres partidos por día y ahora quizás no, los años me van calmando de a poco. Estoy entendiendo que el resto después de entrenar puede vivir el fútbol como tenga ganas”, explicó.

Ambos hicieron divisiones inferiores en Newell’s, donde desde el comienzo se les inculcó observar con más detenimiento al rival días antes de cada encuentro. “El jugador, en cuanto sabe como va a formar el rival, tiene que ponerse a analizar a quien le toque marcar. Si es derecho o izquierdo, o por que lado se mueve. Cuando eso un chico no lo hace le podes explicar una, dos veces. Es difícil inculcarle cosas a un chico de 20 años que analice al rival o mire videos cuando ya tiene un auto último modelo”, subrayó Ponzio.

Gerlo, a diferencia de su compañero de equipo, quiere seguir ligado a la actividad, aunque aseguró que le quedan varios años más de carrera. “Ojala el día de mañana pueda seguir ligado al fútbol tengo mucha fe. Me quedan diez años de carrera. Siempre supe competir, superarme, jugué en varios puestos y me siento bien para seguir”, aseguró el ex defensor de Quilmes.

“Hace cuatro años que estoy –continuó Gerlo- y pase por buenos y malos momentos, más malos que buenos, estaba devastado y hoy nos sacamos un gran peso. River juega con una necesidad todos los años y las cosas toman muchas repercusiones”.

Durante el campeonato se habló de supuestas diferencias en el plantel, con Ariel Ortega y el técnico “millonario”, Diego Simeone. “No me preocupé por averiguar quién lo dijo porque conozco al grupo, lo que uno hace es tratar con respeto al que lo hace con el futbolísta”, resaltó Ponzio, mientras que Gerlo opinó que “esas cosas pasan cuando perdés. Todo vende y gusta la sangre”.

Por último, Danilo Gerlo aseguró que tenía ofertas pero se cayeron, mientras que Leonardo Ponzio, tras no concretarse su pase al Almería dijo que se quería quedar en River.
En Imágenes