Cómo defraudar por 1.500 millones de dólares y no sentirse culpable

En "Memorial del engaño", J. Volpi escribe su autobiografía sin el menor atisbo de remordimiento por haber engañado a miles de personas.

A las 10.17 de una mañana de septiembre de 2008, reúne a sus hijos mellizos, Susan e Isaac, y les revela que lo suyo ha sido una estafa desde hace varios años y que, en definitiva, ha decidido huir del país. Pero no los quiere dejar abandonados, por eso les entrega unos pasajes y le revela la existencia de cuentas en el exterior de las que pueden disponer. Pero sus hijos no aceptan ser parte del millonario timo del padre, así que deciden quedarse y explicar a la policía y al FBi todo lo que saben, lo poco que conocen de las actividades financieras ilegales por las que su progenitor, J. Volpi, ha defraudado a sus inversores en unos 15.000 millones de dólares.

De esta manera, Volpi desaparece, convirtiéndose en una de las personas más buscadas por la Justicia, y reaparece casi tres años después, pero no físicamente, sino enviando un manuscrito con su autobiografía y sus revelaciones a un agente literario, quien, tras verificar que los datos reunidos en ese texto no podían ser conocidos más que por Volpi y que por lo tanto no podía haber sido nadie más que él el autor (o al menos un escritor fantasma), además de considerar que, más allá de algunos detalles, posee un buen estilo literario, decide publicarlo.

Así es como llega Memorial del engaño (Alfaguara), el libro en el que J. Volpi, el hombre acusado de defraudación, da cuenta de cómo se convirtió en un gran impostor y, lo más importante de todo, no se arrepiente de nada.

“Igual que los tulipanes para los holandeses, a principios del siglo XXI los bienes inmuebles se convirtieron en el termómetro de nuestra codicia”, dice este personaje, quien habla en plural con una clara intención: Volpi cuenta su propia historia, pero en ella pone en palabras lo que los especuladores de la bolsa no se atreven a decir.

La soberbia y los intereses que hay en quienes juegan con el dinero y la vida de tantas personas están relatados en primera persona en un texto con el que Volpi logra, como pocos, que sea imposible sentir el más mínimo aprecio con el “malo” de la historia.

Volpi logra con este libro mostrar los caminos del engaño financiero, del enriquecimiento de unos pocos gracias a la credulidad de varios miles.

A través de un relato que no escatima recursos literarios, Volpi logra el engaño, en una novela que pone los pelos de punta ante las revelaciones de un tramposo financista que, sin pelos en la lengua, declara: “No me mueve un arrebato de honestidad, que mi público jamás admitiría, sino mi negativa a ser uno de los chivos expiatorios de quienes ahora se dan golpes en el pecho”, asumiendo la responsabilidad de todos los de su calaña en la ruina de los desprevenidos inversores.

Con Memorial del engaño, Volpi nos hace caer en su novelada trampa, de la misma manera en que J. Volpi hizo caer en la suya a todos los que confiaron en él.

Alejandro Frias

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|04:57
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|04:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic