Deportes

Con un Manu brillante, los Spurs vuelven a las finales

San Antonio, con 15 puntos de Ginóbili, venció al Thunder 112-107 y se coronó en el Oeste. La final empieza el jueves ante Miami.

San Antonio Spurs le puso fin a la aventura de Oklahoma City Thunder en la NBA con una victoria por 112-107 en la prórroga y se clasificó a las finales por segunda vez consecutiva, en las que volverá a enfrentarse con Miami Heat.

El equipo de Texas se impuso como visitante al de Oklahoma en la noche del sábado, selló la serie con un 4-2 a su favor y se convirtió en el ganador de la Conferencia Oeste.

De esta manera, los Spurs enlazarán una segunda final de NBA al hilo por primera vez en la historia de la franquicia y se repetirá el partido definitorio de la temporada pasada.

El conjunto comandado por el tridente Tim Duncan, Tony Parker y el argentino Emanuel Ginóbili intentará buscar la revancha de la dolorosa derrota en las finales de 2013 y así ganar el cuarto anillo de la NBA de esta generación.

Hasta el momento, el trío de oro se consagró campeón en las ediciones de 2003, 2005 y 2007.

"Recuperar la concentración después de la manera en que perdimos las finales de la NBA el año pasado tiene un mérito grandísimo", celebró Duncan.

"Nos sentimos muy felices de tener a los Heat de rivales nuevamente. El mal sabor de boca todavía lo mantenemos", añadió el ala-pivot.

De esta manera la final de la NBA se repetirá en dos años consecutivos por primera vez en los últimos 16 años.

Desde las ediciones 1997 y 1998, cuando chocaron Chicago Bulls y Utah Jazz en dos años seguidos, no ocurría tal fenómeno.

Los Spurs dieron la mejor muestra de su capacidad de juego colectivo para sentenciar la final de la Conferencia Oeste.

Tal es así que el equipo de San Antonio prescindió de su estrella Tony Parker, afectado en su tobillo izquierdo, desde el tercer cuarto y aún así se llevó la victoria en tierras enemigas.

La gran diferencia se gestó en la heterogeneidad de juego ofensivo de los visitantes y en la variedad de recursos de los Spurs.

El banquillo de San Antonio aportó 51 de los 112 puntos de su equipo, mientras que el banquillo de los Thunder apenas anotó cinco tantos, todos convertidos por Derek Fisher.

Así, la diferencia de 46 puntos entre ambos fue la más abultada en un partido de la actual temporada.

El francés Boris Diaw fue el máximo anotador del encuentro con 26 tantos, algo que no ocurría en un encuentro de playoffs desde junio de 2003.

En tanto, Duncan aportó 19 puntos y 15 rebotes y Ginóbili sumó 15 tantos, seis rebotes y cinco asistencias.

"La victoria es tan dulce porque derrotamos a un equipo maravilloso. Sabíamos al rival que nos enfrentábamos y lo difícil que iba a ser ganar", afirmó el técnico de los Spurs, Gregg Popovich.

Los Thunder, por su lado, volvieron a depender en exclusiva de sus dos figuras Kevin Durant y Russel Westbrook, quienes entre ambos lanzaron 48 tiros de campo, 14 más que todo el resto de su equipo.

El alero aportó 31 puntos y 14 rebotes y el base finalizó el encuentro con 34 puntos y ocho asistencias.

Las finales entre San Antonio Spurs y Miami Heat comenzarán el martes, duelo que se iniciará en tierras texanas, ya que el equipo de Popovich tendrá ventaja de campo.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|04:50
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|04:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic